sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

¿Cuál es el mejor momento para presentar mi pareja a mis padres?

aba95748e5de3e403f364199a875c259

Para muchas personas uno de los momentos cruciales en una relación es el hecho de que la persona amada y la familia se conozcan.  ¿Cuándo es un buen momento para presentar mi pareja a mis padres? ¿Cómo lo hago? Esto puede generar mucho estrés, dudas, inseguridades, nerviosismo, incertidumbre…. y mil preguntas sin respuesta que, lejos de ayudar a resolver la cuestión, hacen que ésta adquiera una importancia y un valor un tanto desmesurado.

No existe un momento idóneo para hacer las presentaciones entre pareja y padres, esto es muy personal y depende totalmente del tipo de relación que se tenga, tanto con la pareja como con los padres. Lo más importante es si sientes que ha llegado ese momento y por supuesto, si tu pareja también quiere dar ese paso.

Si llega el momento en que decides realizar las presentaciones, algunas cosas a tener en cuenta son:

- Asegúrate de que todo el mundo esté preparado y sobre todo tengan ganas de que la presentación se produzca.

- Planifica el encuentro, nadie mejor que tu conoce a las partes implicadas. Elije una situación y un lugar en el que creas que todo el mundo se sentirá cómodo.

- Prepara el terreno. Haz que se conozcan a través de ti previamente, es decir, habla de tu pareja a tus padres y a la inversa, así ya se harán una idea mental de cómo tratarse y todo se desarrollará de una manera más fluida.

- Actúa como mediador/a. El punto de unión eres tú por lo que quizá debas dirigir un poco las conversaciones para que todo el mundo se sienta a gusto o ser el foco de atención en algunos momentos.

- Relájate. Es normal sentir nervios, unas de las personas más importantes en tu vida van a conocerse y quieres que todo salga bien pero aun así, si tú mantienes una actitud tranquila y relajada promoverás ese estado en los demás.

- No alargues mucho la situación. Para un primer contacto no es necesario planear un fin de semana entero ni todo un día, las personas que vas a presentar necesitan adaptarse e irse conociendo en pequeñas dosis, por lo menos al principio.

Sobre todo disfruta del momento, seguro que una vez pasada la situación pensaras que no era para tanto y todos esos miedos y dudas iniciales se irán diluyendo, así que deja que la situación se normalice de forma natural y todo irá mejor de lo que crees.

 

Naia Canler. Psicóloga i sexóloga de terapia joven.

 

 

Afrontar una separación

7d19752d03c6ad7571d8ade746a3fbe5

 

Iniciar una relación de pareja es un proyecto ilusionante. Enamorarse, un estado embriagador. Pero en algunas ocasiones la relación sigue un curso que no habíamos imaginado.

En algunos casos acaba en una separación o un divorcio y resulta un proceso difícil. Deberemos entonces afrontar un duelo, lo que nos generará un gran desajuste emocional.  

Pero ¿cómo llegamos a tomar la decisión de poner fin a nuestra relación? ¿Cuándo lo hacemos? ¿Cómo lo hacemos? Nos asaltan infinidad de dudas.

Por todo ello, es necesario detenerse y reflexionar para poder poner fin de forma racional y tranquila, si es lo que queremos o creemos conveniente. Esto nos va a permitir minimizar y gestionar las emociones que nos pueden asaltar: tristeza, frustración, decepción, rabia y ansiedad relacionadas con un futuro no previsto, etc.

Cuando surgen conflictos en la relación, ¿cómo saber si esto supone un reto para la pareja o es mejor decantarnos hacia una ruptura? Debemos concedernos un tiempo para poder tomar una decisión firme, tanto en el hecho de seguir o de dejarlo.  

Acaso, cuando tomamos decisiones importantes en nuestra vida, ¿No analizamos las consecuencias? ¿Los Pros y los Contras? ¿Hay opciones mejores o peores? Un ¡Adiós! ¡Se acabó! Sin más, sin elaboración, sin discusión puede ser más duro de superar que las consecuencias reales de la ruptura.

Pero vamos a retomar el objetivo de este texto. ¿Hay formas mejores y peores de poner fin a una relación?

No existe una respuesta universal, hay tantos modelos de parejas y motivos (conflictos persistentes, dificultad de resolución, incompatibilidades, necesidades no cubiertas, etc.) como personas en el mundo. A pesar de ello, algunas consideraciones nos pueden ayudar a poner en orden el caos emocional que suele ir acompañado de una difícil decisión.

Tener en cuenta las siguientes recomendaciones puede ayudarnos:

  1. No tomes una decisión de forma impulsiva ni agresiva: Los portazos y el ¡se acabó! mejor en el cine. El ¡me marcho! esperando que la otra persona venga a suplicarnos que nos quedemos tampoco es una buena estrategia.  Una ruptura, cuando existe un proyecto de vida compartido, creado en común es una decisión crítica. No debes ni puedes decidirlo de un día para otro.  En plena discusión es posible que tomemos decisiones poco reflexionadas y des de la emocionalidad.
  2. Determina los motivos por los que quieres ponerle fin a la relación. El dolor emocional, la tristeza son la consecuencia: Debo poder aclarar los motivos del malestar, saber qué áreas son las que no me satisfacen: la intimidad, la confianza, la comunicación, el modelo de vida, el tiempo juntos, las diferencias, el espacio personal, ¿Qué es lo que no me satisface? ¿Qué necesito yo en una relación? ¿Qué aspectos son irreconciliables?
  3.  Haz una lista de los aspectos positivos y negativos. Puede ayudarte a poner distancia emocional y valorarlos de forma más objetiva. A veces, un problema grave y continuado puede ensombrecer aspectos positivos de nuestra relación. Obsesionarse con un problema persistente puede hacernos dudar de aquellas áreas que nos satisfacen. 
  4. ¿Existe posibilidad de un cambio? ¿La insatisfacción se debe a conflictos, malentendidos que podemos superar, dinámicas que pueden cambiar o bien se trata de aspectos que tienen pocas probabilidades de cambio a pesar de vuestros intentos y generan insatisfacción y dudas continuas?
  5.  Expresa a tu pareja tus sentimientos, tus dudas.  Habla con tu pareja sobre la situación, sin acusaciones, intentando transmitir tus emociones, las situaciones que quieres cambiar, tus dudas, tus necesidades. Pero sobretodo no lo hagas en un momento de explosión.
  6.  Establece un tiempo para trabajar activamente en los cambios. Cuando la insatisfacción es alta no la podemos aplazar eternamente y tampoco podemos mantenernos en una situación dolorosa.  Las advertencias y las amenazas no son la solución. Se trata de negociar, de mostrar las propias necesidades y las del otro y darnos un tiempo para trabajar en ellas. Si durante este proceso hay motivación, pero siguen surgiendo dificultades y no lo acabáis de conseguir podéis valorar la posibilidad de ir a un especialista en terapia de pareja.
  7. Valora la posibilidad de estar un tiempo separados. Una separación temporal cuando hay un conflicto persistente y una dificultad en resolverlo puede ser una buena opción. Un tiempo acordado nos dejará un espacio para tomar distancia y reflexionar sobre la relación. Si este tiempo avala la decisión de separación, habrá servido también para ir gestionando de forma progresiva el cambio en nuestra vida.
  8. Expresa la decisión final. Saber qué es lo que no funcionó como esperabas, qué motivos han motivado la separación, compartirlos y expresarlos nos ayudará a entender y a trabajar en un duelo saludable. Saber por qué y cuando hemos puesto fin a nuestra relación es básico para poder superarla.

 

      Eva Juni. Sexóloga Masculina y Terapeuta de Parejas.

 

 

Pornografía y pareja

fdc88a207d3c6f51346dcea2cc350820

La pornografía existe desde hace más de 25.000 años. Ha habido épocas donde este placer hedonista ha sido socialmente censurado y directamente perseguido y criticado, era una práctica nociva, en cambio para otras culturas que no eran las católicas, musulmanas y comunistas esta práctica era muy venerada.

Por lo tanto, el debate de si el consumo de cine erótico es pernicioso o beneficioso está sobre la mesa en nuestra sociedad desde finales de los años 70. Aquí se mezclan motivos científicos, morales, éticos, etc., que dan lugar a las diferentes posturas.

 

No podemos negar que el interés por la pornografía no ha parado de crecer. Si buscamos por internet, veremos que existen más de 420.000 millones de páginas pornográficas, siendo la inmensa mayoría destinada a un público masculino donde todo es muy directo y visual pero poco a poco van apareciendo directoras como Erika Lust, la cual tiende hacia un estilo más natural y erótico donde acostumbran a encontrase identificadas muchas mujeres. Por lo tanto, vemos que tenemos un gran abanico de posibilidades.

 

Pero la pregunta que se ha puesto sobre la mesa hoy en día a los actores y actrices del porno ha sido esta: ¿Creéis que el cine pornográfico favorece o perjudica a las parejas? ¿Cómo les afecta?

 

Hay opiniones de todo tipo, como por ejemplo:

 

1.- Si tu relación está estructurada de una manera restrictiva y represiva seguro que será malo por lo tanto el problema recae en la estructura de la misma relación.

 

2.- El porno puede ser malo para una relación si los miembros de esta pareja no tienen una visión en común, es decir, si a uno le gusta y al otro no porque puede provocar fricciones.

 

3.- Todo depende de cómo utilices el porno, si es como complemento o si lo usas para evitar a tu pareja o para tener aquella novedad que te falta.

 

Lo más importante para poder disfrutar de la pornografía es entender que nos venden una fantasía, la cual nos puede potenciar el deseo y crear excitación pero que simplemente lo tenemos que ver como una fuente de inspiración.

También nos puede servir para coger nuevas ideas, para descubrir prácticas que quizás nunca nos habíamos planteado y que nos puede apetecer incorporar a nuestra sexualidad, siempre teniendo en cuenta que lo que nos muestran es todo un montaje y que en la realidad no será lo mismo (tenemos que vigilar con las expectativas). Tenemos que tener en cuenta que es como si fuéramos a ver una película de acción donde sabemos que hay efectos especiales, porque en el cine para adultos pasa exactamente lo mismo.

Otra utilidad es poder descubrir nuestros gustos, qué nos gusta más y que no nos motiva y, por lo tanto, puede favorecer el hecho de hablarlo con la pareja y mejorar la comunicación sexual.

 

Con lo que sobretodo tenemos que vigilar es en no verlo cómo si nos miráramos en un espejo, puesto que este está distorsionado, es ideal y no refleja la realidad de la sexualidad, si no lo hacemos teniendo esta idea clara, nos podemos encontrar con el riesgo de que el porno nos dispare inseguridades.

 

Por lo tanto, lo mejor es utilizar la pornografía en pareja para excitarse, teniendo una idea crítica y sobre todo sabiendo que es fantasía. Y todo esto con moderación y partiendo de la base de desearlo, nunca nos lo tenemos que imponer a nosotros mismos ni a nuestra pareja.

 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sex Coach, Sexóloga Clínica, Terapeuta de parejas, Profesora y Escritora.

 

 

Recomendaciones para conseguir ligar

superar las crisis
Todos sabemos que no existe la receta perfecta para conseguir conquistar a alguien que nos gusta, ya que los caminos para seducir y gustar son cada vez más complicados y hay un número elevado de variables que determinan un “si” o un “no” rotundo. Por lo tanto, para conseguir estar preparado para la primera cita, debemos tener presentes los siguientes puntos:

 

1.- Escoger el lugar: se tiene que escoger un sitio que tenga un ambiente adecuado, que ayude a que las dos partes estén cómodas y sin presiones. Por ejemplo, si una persona tiene problemas para dejarse llevar, ir al cine el primer día será la opción perfecta, ya que durante un rato no tienes que hablar y al salir puedes comentar la película.

 

2.- Vestuario: hay que vigilar con la ropa que nos ponemos, no tenemos que perder nuestro estilo propio pero debemos tener en cuenta donde vamos. Aquí también añado un aspecto muy lógico pero que en muchas ocasiones no se tiene en consideración y es que tenemos que cuidar nuestra higiene personal, si podemos ir duchados a la cita mucho mejor, con los dientes limpios, perfumados, etc.

 

3.- Empatía: es importante cuidar a la otra persona, tenemos que ser atentos y hacer que se sienta cómodo/a, a gusto y relajado/da.

 

4.- Comunicación: es importante que nos conozcan, que sepan cosas de nosotros, pero tenemos que vigilar en no ser demasiado repetitivos. No vamos ni a una entrevista de trabajo ni nos presentamos a un examen oral. Tenemos que interesarnos por la otra persona intentando no hacer preguntas demasiado comprometidas.

Tampoco tenemos que hablar nunca de nuestras exparejas, es un tema que se acostumbra a utilizar para demostrar que somos deseados o que tenemos mucho éxito intentando causar celos pero produciremos el efecto contrario.

 

5.- La comunicación no verbal: sobretodo tenemos que controlar la mirada, intentar hacer un repaso cuando no nos vean pero nunca estar mirando hacia otra parte del cuerpo ,que no sean los ojos, cuando explicamos algo.

 

6.- Sinceridad: si la relación avanza, acabará descubriendo cómo eres y quién eres en realidad así que es conveniente decir la verdad des del principio. No tenemos que decir cosas que puedan impactar o cosas comprometidas, tenemos que mantener un poco el misterio. No hace falta decir lo primero que se nos pase por la cabeza, tenemos que aplicar un filtro.

 

7.- Contacto al día siguiente: pienso que lo mejor que se puede hacer es, en el momento de despedirse o al cabo de unas horas (si la cosa ha ido bien), decirle lo bien que te lo has pasado ya que reafirmará el interés hacia él o ella. Pero se tiene que vigilar y no ser demasiado pesado/a en querer escribir muy rápido a esa persona.

 

8.- Amistades: es importante saber lo que se dice a nuestro entorno, la información que proporcionamos de la cita y lo que pensamos así como nuestras intenciones ya que no sabemos hasta donde podemos llegar o si esta información se puede mal interpretar. Al mismo tiempo es mejor evitar publicar nada comprometido en las redes sociales.

 

9.- Próxima cita: si tenemos una segunda cita, no nos podemos relajar, tenemos que seguir atentos a todos los puntos que hemos comentado. Tenemos que seguir sorprendiendo al otro y un buen ejemplo para nuestra segunda cita es que podemos llevar un regalo personalizado, que haga referencia a algún detalle comentado en la primera cita. 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sex Coach, Sexóloga Clínica, Terapeuta de parejas, Profesora y Escritora.

 

 

La comunicación de pareja

010cfd193d5613dffbceb412ef960f57
La comunicación es fundamental para cualquier relación. La mala comunicación hace que la pareja no fluya, no se organice, no tenga seguridad ni confianza. La comunicación eficaz hace que estar en pareja sea un auténtico placer.

 

Tipos de comunicación:

Existen 3 maneras de comunicarnos con la pareja. Normalmente las tres maneras se van intercalando y sucediendo dependiendo del momento que está traspasando la relación.

1.- El primer tipo es aquella comunicación constructiva, donde se busca un acuerdo para una solución conjunta delante de los problemas. Se apoyan el uno al otro y buscan el bienestar emocional.

2.- El segundo tipo es el opuesto al anterior, es la comunicación deconstructiva, con reproches, rabia y ataques verbales hacia la pareja. Aquí el objetivo es atacar o defenderse del otro en lugar de resolver el problema en cuestión.

3.- El tercer tipo es la indiferencia, es la falta de comunicación, aquella pareja que no habla, que no se comunica ni para bien ni para mal. Este estado genera, de una manera u otra, que se vaya diluyendo el vínculo entre los dos, provocando finalmente una vida paralela.

 

Errores de comunicación:

1.- Imponer el criterio propio: creer que el propio punto de vista es el real, el mejor y, por lo tanto, cerrarse a cualquier explicación. Querer tener siempre la razón y no dejar que el otro se exprese así como enfadarse cuando la pareja no está de acuerdo con el mismo razonamiento.

2.- Dar siempre la razón al otro: es igual de negativo que el punto anterior. No mostramos los pensamientos ni los sentimientos y por lo tanto, no dejamos que la pareja conozca nuestro estado y se adapte a las necesidades que podamos tener.

3.- Reforzamiento negativo: expresar continuamente y de una manera extremista los defectos y los aspectos negativos de la pareja provocándole baja autoestima y un sentimiento de frustración.

4.- No cuidar la relación: si no se buscan espacios para la intimidad, para poderse encontrar y hablar, la relación acabará enfriándose y los dos miembros de la relación serán unos desconocidos el uno para el otro.

5.- Adivinar el pensamiento: muchas veces en lugar de preguntar al otro, se deduce o se cree que ya se sabe que piensa y siente y se actúa en consecuencia cometiendo errores innecesarios. Todo es más fácil si preguntamos las cosas.

6.- No saber escuchar: es un clásico llegar a casa cansados y no querer hablar ni escuchar a nadie y lo que hacemos es hacer ver que escuchamos. Al final se deja de conectar con la pareja, de empatizar y por lo tanto de apoyarse, creando discusiones y/o distanciamiento.

 

Mejorar la comunicación:

- Hablar no es lo mismo que comunicarse. Comunicar bien significa saber plantear lo que uno quiere o necesita pero también saber escucharlo por parte del otro.

- Trabajar las capacidades de comprensión, asertividad y negociación. Es importante estar abiertos a entender al otro, antes de hablar saber qué y cómo lo queremos decir y desear llegar a un acuerdo mutuo.

- Encontrar el momento idóneo para hablar, ya que si estamos enfadados, muchas emociones nos superan y lo decimos todo de mala gana y nuestra pareja tiene que estar receptiva a escucharnos.

- Evitar sacar temas de la prehistoria de la relación, nos tenemos que ceñir al tema en cuestión y encontrar la solución.

- Hablar des del yo: a mí me parece, yo pienso, yo creo, yo necesito, etc. Si hablamos des del “tu” podemos provocar que el otro se ponga a la defensiva.

 

No existe ninguna receta que asegure la felicidad de la pareja pero la buena comunicación favorece la creación de pactos que a su vez crean un camino conjunto para cubrir las necesidades de cada uno.

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sex Coach, Sexóloga Clínica, Terapeuta de parejas, Profesora y Escritora.

 

 

 

¿Seguimos o no seguimos?

ed4dc4eea5503c97029a25ebda5d2c2f
Rupturas en verano:

Una de cada tres rupturas comienza a fraguarse durante las vacaciones de verano y la ruptura se realiza en septiembre, justo a la vuelta. Durante el año la pareja está inmersa en las obligaciones familiares y laborales, no se dispone de tiempo para hablar haciendo que los problemas se amontonen uno tras otro.

Con las vacaciones aparece el tiempo libre y llega el momento de centrarnos en el otro, analizar la relación y hacer una valoración de ésta.

Durante los meses de verano se deciden el 33% de las separaciones de todo el año. Lo mismo ocurre a la vuelta de las vacaciones de Navidad.

 

Dudas y planteamientos:

Cada pareja es un mundo y es imposible que ésta se pueda llegar a plantear todas las dudas y pensamientos posibles pero existen algunos casos típicos que aparecen cuando no estamos bien en una relación.

 

1.- La vida sexual no es satisfactoria: la compatibilidad sexual es un gran factor de felicidad de las parejas. En la cama consigues complicidad, mostrar tu deseo a tu pareja y satisfacer los deseos así como producirle placer. Para ello primero hay que ser compatibles y ser capaces de comunicar los deseos, preferencias y necesidades. Normalmente el sexo es un indicador de la relación, si este falla acostumbra a ser porque hay aspectos de la relación que no funcionan (aquí debemos quitar el tema de las disfunciones sexuales). Si salta esta alarma lo mejor es hablar de la relación.

 

2.- Planes de futuro y adaptación mutua: cuando nuestra relación no fluye en la convivencia, en los proyectos de pareja o en las creencias y valores es el momento de plantearnos si nuestra relación tiene futuro o no. Ver que somos compatibles es muy importante para sentir una relación fuerte y no tener dudas ni sensación de vacío.

 

3.- Problemas para congeniar con la familia política: algunos estudios han demostrado que tener sentimientos positivos hacia la familia política puede hacer que establezcas lazos más fuertes con tu pareja. Cuando la relación no es buena te planteas si estar con tu pareja porque queramos o no la familia de nuestra pareja también es la nuestra y cuando no funciona afecta de pleno en la relación. Fines de semana, actividades, fechas señaladas, etc.

 

4.- Conformismo: El temor más común es quedarse en una relación porque no conoces nada mejor. Muchas veces nos auto engañamos para mantener una estabilidad, nuestra zona de confort. Lo más importante es plantearnos si la relación nos hace felices, si cubre nuestras necesidades y sobre todo si vemos que nuestra pareja está enamorada de nosotros. Es la clave para desear seguir luchando o decidir ponerle fin.

 

¿Qué hace que una pareja funcione?

Se dice que los pilares de una pareja son 4, son como las patas de una mesa.

 

1.- Confianza: sin confianza es imposible que una relación se mantenga en el tiempo, los celos, las inseguridades, las dudas harán que la brecha entre ambos cada vez sea más grande e insuperable.

 

2.- Ser tú mismo: parece muy fácil pero es un punto muy complicado. Nuestra pareja nos tiene que aceptar así como potenciar y sentirnos que le fascina nuestra personalidad. Si no es así tarde o temprano caeremos en el distanciamiento y en la monotonía.

 

3.- Tener intimidad: debemos sentirnos conectados con nuestra pareja de 4 modos, este punto es el más básico y esencial de todos.

 

· Intimidad física: incluye besos, abrazos, caricias, sexualidad, etc., cuando esto  desaparece es un signo alarmante de que algo está fallando.

 

 

· Intimidad emocional: cuando expresamos los sentimientos a nuestra pareja. Si no lo decimos o no nos lo dicen es que quizás no hay este vínculo o quizás no se siente.

 

 

· Intimidad intelectual: la compatibilidad mental es uno de los secretos mejor guardados de las parejas que aguantan mucho tiempo juntas. Nunca se aburren cuando están solas.

 

 

· Actividades compartidas: las parejas saludables son aquellas que pueden hacer todo tipo de cosas juntas. El amor es una forma de disfrutar de la vida en compañía.

 

4.- Comunicación: si no podemos decirnos las cosas, saber cómo estamos, expresar nuestros deseos y sentirnos un equipo es imposible que una pareja aguante, por eso siempre digo que la comunicación es esencial en una relación.

 

¿Cuándo podemos salvar una relación?

Las preguntas que nos tenemos que hacer antes de saber si podemos salvar una relación o no son las siguientes:

 

1.- ¿Ambos buscáis lo mismo en una relación (ej. Estabilidad y comprensión versus pasión y aventura)?

2.- ¿Compartís los mismos intereses y objetivos de vida?

3.- ¿Estáis dispuestos a luchar para resolver los problemas?

4.- ¿El deterioro de la relación se debe al día a día o a la falta de amor y de pasión?

5.- ¿Tu pareja te aporta más beneficios que cosas negativas?

 

Si la mayoría de las respuestas son afirmativas significa que se puede trabajar y mejorar aunque la clave para ello es la actitud y las ganas y sobretodo tenemos que estar enamorados y que exista deseo por ambas partes.

 

¿Cómo proponer una ruptura?

Nunca debemos hacerlo de golpe. Lo más importante es plantear nuestras dudas, hacer partícipe a la otra parte de la relación y sobretodo luchar si es posible.

Sí que es cierto que muchas veces cuando lo planteamos ya es una decisión firme, ya es algo que hemos valorado durante un tiempo y acostumbra a ser algo definitivo, en ocasiones no queremos luchar, tenemos claro que no queremos seguir con la relación pero del mismo modo lo tenemos que ir mostrando progresivamente para permitir que la pareja lo vaya asimilando. 

 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual

 

 

Primera relación sexual y de pareja

1950

 

Una primera cita:

Harvard ha hecho un estudio que dice que con 3 preguntas sabremos si hay posibilidad de compatibilidad:

1.- ¿Te gustan las películas de miedo?

2.- ¿Has recorrido algún país en solitario

3.- ¿No sería genial dejarlo todo y vivir en un barco?

 

Rituales de preparación:

-Tenemos que vigilar porque la primera impresión es muy importante, se dice que los dos primeros segundos son los determinantes a nivel físico y los 30 primeros segundos se dirigen al nivel de lenguaje no verbal e interés.

-No tenemos que presentarnos a la cita ni muy arreglados, ni dejados y tampoco debemos ir disfrazados.

-El 74% de los solteros españoles asegura tener rituales de preparación antes de acudir a una cita. El 55% se afeita o se depila y el 45% se preocupa por llevar ropa interior sexy.

-Al 66% de los hombres les molesta que las mujeres aparezcan muy maquilladas y un altísimo porcentaje de mujeres no soporta que los hombres se perfumen demasiado.

 

Lugar y primeros consejos:

-Lo más importante es la puntualidad, a 9 de cada 10 les parece muy negativo que la persona con la que han quedado llegue tarde.

-Tenemos que escoger un lugar tranquilo, donde podamos conocernos y que tenga un toque de originalidad, si después estamos muy a gusto se puede buscar una actividad más dinámica y divertida. No recomiendo nunca tener la primera cita en el cine ya que es muy típico y un gran error.

 

Cada vez es más complicado tener pareja y mantenerla:

Cada vez somos más independientes, no necesitamos al otro y, por lo tanto, nos volvemos más exigentes.

Por otra parte, siempre queremos novedad y diversión pero no hacemos nada para crearla, esperamos que aparezca sola y cuando pasa esto nos acaba dejando de motivar nuestra relación y acostumbra a empezar a motivarnos otra persona y entramos en lo que hoy en día se dice que es tendencia social: la monogamia sucesiva.

También pasa que cuando conocemos a alguien, acostumbramos a estar en momentos vitales diferentes que dificultan iniciar una relación. Aquí tenemos que ser fuertes, racionales y saber que a veces vale la pena distanciarse y ser pacientes, esperar.

Otro problema común es la dificultad de estar solos y lo que hacemos es iniciar una relación emocionados por tener a alguien al lado pero no nos planteamos si es la persona que queremos.

 

Sexualidad en la primera cita?:

El verano es la época en que se conoce a más gente por lo tanto, tenemos más primeras citas.

El 40% de los hombres y el 44% de las mujeres son convencionales. Nada de sexo en el primer encuentro. En cambio un 33% de los hombres y un 15,5% de las mujeres responden que sí.

Un 24% de las mujeres y un 9% de los hombres dicen que es mejor esperar.

 

Aún existe la idea de ser una mujer fácil:

  • El 55%  de los hombres lo vive como algo natural
  • El 19% le gusta ver interés por parte de ella
  • El 13% pensaría que es una mujer segura
  • El 13% sí que pensaría que tener una relación estable después sería difícil.

Tener o no tener sexo no influye en que después se pueda tener una relación estable o no.

 

Qué debemos tener en cuenta en un primer encuentro sexual:

1.- No forzarnos a nada y saber que en cualquier momento podemos parar y decir que no.

2.- Que lo hacemos por deseo y no por imposición de la pareja porque “ya toca” o por presión social.

3.- Saber que la primera vez acostumbra a ser la peor, por lo tanto, tenemos que vigilar con las expectativas. 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual

 

 

¿Los celos son buenos en una relación o no?

Question-9
Los celos, en contra de lo que puede parecer y de lo que sugieren muchas de las letras de las canciones, argumentos literarios o guiones de películas, no siempre son consecuencia de un gran amor, no son un indicador de cuanto llegamos a amar, a necesitar o a desear al otro.

Los celos son un sentimiento humano natural, como lo es la tristeza, la preocupación, etc. Lo sufrimos todos los seres humanos.

Ahora bien, antes de seguir tenemos que puntualizar que estamos hablando de ponerse celoso ya que no es lo mismo “ponerse celoso” que “que te pongan celoso” a través de preocupaciones obvias.

En muchas situaciones donde los celos son los protagonistas hay, más que amor y deseo, otras causas relacionadas:

- Sentimientos de posesión del otro

- Necesidad de controlarlo todo

- Inseguridad en uno mismo

- Celos hacia la vida emocional/social del otro

 

Hombres y mujeres

Los sentimientos que las mujeres experimentan cuando sufren celos se asocian principalmente con la tristeza y con la idea de abandono.

Los hombres, por otro lado, tienden a experimentar un mayor porcentaje de rabia y furia.

De todas maneras, se ha averiguado que la sensación de buscar proteger el que uno quiere es el sentimiento de compartir por ambos géneros.

 

Pero, ¿dónde está el límite?

Una persona puede aguantar los celos hasta el momento en que deja de hacer cosas habituales en su vida para evitar que su pareja se enfade.

Cuando los celos sobrepasan el límite, se impone de manera muy negativa en la pareja. Aparecen las discusiones por cualquier motivo y un empobrecimiento de las relaciones sociales ya que cualquier gesto, movimiento, mirada o conversación pueden ser motivo de discusión.

Por lo tanto, en general, el límite se tiene que poner cuando se percibe un daño (físico, moral y/o psicológico) y el malestar consecuente interfiere en el bienestar del día a día.

 

Si ya nos encontramos en esta situación, lo mejor es acudir a un profesional; si se está en pareja es mejor acudir los dos juntos ya que los dos están involucrados.

Tenemos que puntualizar que los celos patológicos tienen un proceso terapéutico largo ya que se tiene que cambiar toda la manera de percibir la realidad y de sentir sobre uno mismo y los demás. 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual

 

 

La comida afrodisíaca

fresa con chocolate
Cada año hacemos algún que otro exceso con la comida como por ejemplo, para Navidad. Después de esta época de regalos y comidas copiosas, pensamos que le hemos cogido manía al comer, hemos acabado cansados de tanto comer por eso llega el momento de volver a amar a nuestro cuerpo y una buena idea es incorporar un tipo de comida saludable que nos alimente pero que también nos haga potenciar nuestra sexualidad.

 

La primera pregunta que se nos pasa por la cabeza es si existe la comida afrodisíaca o si simplemente se trata de un mito. No se ha acabado de demostrar si los alimentos que comentaremos a continuación, tienen un efecto directo pero hay que decir que está comprobado que mejoran ciertos aspectos sexuales.

 

Los alimentos que se consideran afrodisíacos tienen que ver con sus nutrientes los cuales tienen una función vasodilatadora o están implicados en un proceso hormonal y, por lo tanto, pueden ayudar a propiciar la excitación sexual. El problema es que tendríamos que consumirlos en cantidades mayores y esperar entre 6 y 8 horas así que no es muy factible. También hay que comentar que la parte psicológica puede darnos mucho juego ya que si utilizamos bien estos alimentos y propiciamos un buen entorno donde comerlos, nos puede favorecer mucho la excitación.

 

A mucha gente no le gusta nada mezclar alimentos con sexualidad y es del todo respetable, así que antes de hacerlo tendremos que conocer los gustos de nuestra pareja. En cambio, hay gente que le encanta, existe la “sitofilia” que significa el fetichismo sexual en el que se mezcla el erotismo con la comida.

 

Hay diferentes tipos de afrodisíacos:

Por acción central: tienen efecto en nuestro cuerpo.

Por asociación: los alimentos que visualmente tienen mucha relación con nuestros genitales.

Por estimulación de las vías analógicas: los que nos aportan olores, gustos, sensaciones que favorecen el ambiente sexual.

 

 

Tipo de alimentos (hay una gran variedad de alimentos pero hablaré de los más comunes): 

-          Chocolate: existe un poco de controversia en relación a este alimento ya que muchos dicen que combate la fatiga, aumenta la circulación sanguínea y estimula la secreción de serotonina relacionada con el deseo sexual. Y otros dicen que es el sustituto del sexo.

          Miel: aumenta los niveles de testosterona, hormona relacionada con nuestro deseo sexual.

-          Canela: mejora la irrigación sanguínea en los genitales y, por lo tanto, aumenta la excitación. Mantiene la erección y favorece el placer.

          Vino negro: como ya sabemos, el alcohol es el mayor desinhibidor que conocemos. Si sumamos el efecto vasodilatador ya tenemos la combinación perfecta para pasar una gran noche.

-          Fresas: estimulan las glándulas endocrinas y el sistema nervioso. Además, combinan perfectamente con el chocolate y el cava, creando un ambiente seductor.

          Mango: genera estrógenos y testosterona y mejora la producción espermática y contiene triptófano (conocida como la hormona del placer).

          Plátanos: encienden la libido, mejoran el estado de ánimo y la autoestima y además aumentan la sensación de seguridad.

 

También podríamos hablar de las ostras, los higos, el regaliz, las almendras, el aguacate, el jengibre, el ginseng, etc.

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual

 

 

 

Apps para las diferentes etapas de una relación

app sexo

PARA CONOCER A TU FUTURA PAREJA: 

 


Teasr: A diferencia de otras apps, el usuario no podrá ver la imagen completa del perfil de la persona hasta que no se genere una conversación entre los dos y el usuario decida desvelarla poco a poco. Para registrarte tienes que contestar unas preguntas sobre tu estilo de vida, tus gustos y después, añadir una foto.

 


Groopify: Más que ligar, esta app busca conectar con gente con intereses comunes, con lo cual puede ser una buena iniciativa para encontrar pareja.

 


Wanty: Es una app para conocer gente que se encuentra en el mismo lugar que tu  (discoteca, playa, etc.).

 


PARA EL DIA A DIA DE UNA RELACIÓN: 

 


Couple: Es una herramienta para la pareja que tiene opción a chat, puedes compartir tus imágenes y vídeos de forma segura, se pueden programar actividades con el calendario integrado, etc.

 


Simply us: Es una app para los más ocupados, busca simplificar y sincronizar las agendas. Se puede utilizar para organizar eventos, crear listas de tareas e incluso puedes decidir quien será el encargado de hacer la compra.

 


2gether: Es una de las apps para parejas más completas del mercado. Incorpora un chat privado, un calendario compartido y un diario de la relación. Es como si fuera una red social, permite crear un perfil de la relación e incluso podemos cuidar de una flor virtual que simboliza la relación. También incluye una “wish list” de planes o regalos para sorprender a tu pareja.

 

 

 

PARA LA SEXUALIDAD:

 


Spreadsheets: Es una app para registrar si tenemos una buena vida sexual, analiza tu rendimiento, la duración sexual y las veces que lo has hecho. Te ofrece estadísticas, gráficos, etc.

 


Kindu: Sirve para descubrir las fantasías del otro o generar una discusión abierta de temas tabú. Esto permite saber qué piensa el otro sobre asuntos que van desde los gustos más íntimos hasta la opinión de diferentes prácticas sexuales. Nos ofrece una lista de 600 preguntas que quizás no nos habíamos planteado antes.

 


Desire42: Se trata de una competición para ver quién gana más puntos llevando a cabo retos que te propone tu pareja, pueden ser más románticos, más sexuales, etc. Se te ofrecen muchas ideas.

 

iKamasutra: Te ofrece una guía ilustrada de posturas con consejos prácticos y divertidos y además se convierte en un organizador de tareas para que puedas confeccionar tus propias listas de posturas probadas, preferidas y pendientes.

 


PARA LAS RELACIONES A DISTANCIA:

 


Between: Es la aplicación más popular para parejas a distancia. Podemos ver el lugar donde se encuentra nuestra pareja, la hora local y la información meteorológica. Así como una cuenta atrás para fechas importantes (como la de vuestro próximo encuentro). Y un acceso a una caja de recuerdos donde se pueden guardar vuestras imágenes preferidas. También incluye otros servicios como un chat privado, un calendario sincronizado y, para los más atrevidos, un servicio de mensajería de fotografíes que se borran de manera automática cuando pasa un tiempo determinado.

 


Synaptop: Es la herramienta ideal para los que están lejos. Querer ver una película y no tener a tu pareja al lado puede ser muy difícil. Por eso esta app ayuda a sincronizar vídeos, películas y canciones.

 

 

 

Bliss: Transforma el cybersexo en un juego. Podrás escoger tu música preferida, seleccionar lo que llevas puesto, el lugar y tus preferencias. Se trata solo de tirar los dados y el juego os dirá cuál es el siguiente paso.

PARA PAREJAS CON HIJOS:

 


Kids Kontrol: Te permite gestionar el día a día de tus hijos. Puedes anotar todas las tareas que tienes que atender. Exámenes, trabajos, material, actividades deportivas incluso las citas con el dentista. Lo más interesante es que se sincroniza al instante con el móvil de tu pareja porque la agenda de los dos padres quede actualizada. ¡No volveréis a olvidaros absolutamente de nada!

 


Baby Care: Esta aplicación te permite hacer un seguimiento muy completo de las curas y atenciones de tu bebé: dar el pecho, biberón, solido, sueño, pipi/caca, salud, higiene, medicinas, dientes, crecimiento del bebé (peso, altura, circunferencia de la cabeza). Puedes incluso configurar recordatorios y tienes la posibilidad de compartir los datos con tu pareja.

 


Kidfolio: Realmente se trata de una comunidad de padres que sirve como guía de paternidad. Permite capturar y compartir los valiosísimos primeros recuerdos de tus hijos de manera sencilla. Además puedes crear un calendario de recuerdos. Lo interesante es que te permite aprender cosas nuevas cada día sobre el desarrollo de los niños, descubrir los mejores productos para padres e hijos y obtener recomendaciones de otros padres y madres que se encuentran en tu misma situación.

 


Care4teen: Con esta aplicación no solo podrás controlar qué páginas web pueden visitar tus hijos sino que además puedes saber en todo momento donde se encuentran. Esta es una aplicación que se instala en el móvil del niño y los padres pueden ver en tiempo real donde se encuentra su hijo, que ha visitado en internet, a quien ha llamado, etc.

 

 

 

PARA ROMPER UNA RELACIÓN:

 


The breaking shop: Se encarga de hacer el trabajo sucio: comunicar a la otra persona el final de la relación. Pagas un precio, decides como comunicarlo y, si quieres, puedes incluso enviar un detalle.

 


KillSwitch: Sirve para eliminar el rastro de tu ex del mundo online para poder pasar página y no saber nada más de él/ella.

 


DrunkBlocker: Está diseñada para evitar los impulsos de contactar con nuestra ex pareja en los momentos de exceso de alcohol y falta de sobriedad.

 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual

 

 

Predecir el futuro de las parejas

Como-tener-una-cita-divertida-y-graciosa


Los psicólogos y terapeutas de parejas siempre hemos dicho que hay una serie de componentes que determinan si una pareja tiene posibilidades de seguir junta en un futuro o no. Los componentes principales son la dedicación al otro, la honestidad, la intimidad, la comunicación, etc.

Pero, en un nuevo estudio donde se ha observado la evolución de un grupo de parejas han determinado que el patrón de compromiso es el parámetro que mejor predice el futuro de la relación. Por lo tanto, han estudiado las ganas de casarse de 376 parejas durante un periodo de 9 meses.

Factores como las discusiones, pasar poco tiempo juntos o sentir que tenemos valores y prioridades diferentes hacen que disminuya el nivel de compromiso. En cambio, conocer a los padres de la pareja, tener muchas cosas en común y recibir el apoyo de los amigos incrementa las ganas de casarse.

Además, este estudio ha determinado que hay 4 patrones de personas que dependiendo de cómo seamos y de cómo sea nuestra pareja, harán que tengamos más opciones de futuro o no.

 

1.- Dramático: es el grupo más numeroso del estudio. Se da cuando uno de los miembros tiene muchos altibajos emocionales y la pareja pasa bastante tiempo separada. Además, tienen poco apoyo por parte de sus familiares y amigos. Por lo tanto, este grupo tiene el doble de posibilidades de romper la relación.

2.- Centrado: estas personas son aquellas que valoran al compañero/a por encima de todo. Tienen la idea de que la pareja es el centro. Las parejas con uno de los miembros de este estilo acostumbran a acabar en boda.

3.- Social: este tipo de personas están influenciadas por su interacción con el entorno social, sobre todo los amigos y la familia. Basan su amor en el compañerismo y la amistad, siendo muy positivo para el compromiso. Tienen una evolución lenta pero segura.

4.- Conflictivo: son las personas que pasan el día discutiendo con la pareja. Sorprendentemente tienen un patrón de compromiso más estable que las dramáticas. Tienen un gran número de crisis pero no les dan importancia. Se basan en el amor pasional que si no evoluciona hacia el amor de compañeros acostumbra a acabar en ruptura.

 

 

Me gustaría añadir que estos grupos también sirven para las personas casadas ya que el compromiso se tiene que ir demostrando día a día porque estamos en continua evolución. Necesitamos sentir que hay una progresión en nuestra relación.

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual

 

 

/
JoomSpirit