Seleccionar página

 

¿Es posible mantener la seducción con nuestra pareja en pleno confinamiento?

Frecuentemente, 24/7 juntos,  y más, sin la posibilidad de dosificarlo, cómo mucho poniendo una habitación por medio, puede hacer que, las personas que están confinadas con sus parejas, lleguen a un punto de monotonía y de “comodidad” entendida como el “no hace falta cuidar según que detalles”, que, sin duda, pueden estallar directamente en la pareja.

¡Pero! Hay buenas noticias! El hecho de no poder salir de casa no significa que no se puedan tener citas como las que tenemos cuando podemos ir a cenar a un restaurante, al cine o al teatro, es más, hasta pueden llegar a ser mejores por ese plus de intimidad que “la calle” no nos ofrece.

Si cuidamos nuestros espacios individuales entre horas, y aspectos, aparentemente superficiales, pero que en materia de seducción son importantes, como la imagen personal de cada uno/a, y otros como la buena convivencia  (compartir tareas del hogar, limpieza, orden), añadiéndole un poco de imaginación, podemos convertir nuestra casa, en el escenario ideal para tener auténticas citas.

Ahí van algunas posibles ideas para ello:

  • Un clásico, pero que en estos momentos cobra más sentido si cabe, son esas comidas o cenas “románticas”. Si añadimos elementos que nos permitan conectar con el otro y crear un clima íntimo, se convierten en el aliado perfecto para esas citas caseras. La idea es nada de televisión ni móviles para promover la comunicación el uno con el otro, acompañaros de música ambiental de fondo y evitar temas de conversación que suelan generar tensión entre ambos procurando hablar de cosas que os acerquen. Vestiros para la ocasión, poner velas, hacer un menú más especial, quizás probar de cocinar algo más elaborado que habitualmente no hagáis por falta de tiempo o ganas, y, porque no, acompañarlo de una copita de vino. Un postre delicioso puede ser el broche final. 

Puede ser interesante que almenos un día a la semana, ya sea la comida o la cena, se conviertan en una cita para dos. 

  • El desayuno también puede ser un buen momento para crear un encuentro mágico. Si habitualmente, en plena rutina, hay muchas parejas que se levantan en horas diferentes y desayunan cada uno por su lado, ahora eso puede cambiar. Levantarse a la vez, preparar un desayuno más elaborado, más propio de vacaciones que del día a día,  y, en vez de en la cocina o salón, tomárnoslo en la cama, juntos, nos puede ayudar a empezar el día con buen pie. Al igual que en el caso anterior, procurar que los temas de conversación en estos momentos, no sean conflictivos. 
  • Baño o ducha en pareja: acondicionar el cuarto de baño para ello. Quienes tengan bañera, llenarla de agua, de espuma o sales, poner velas, música sensual de fondo y sumergiros en el agua… podéis coger algo de fruta, o un par de copitas también, para añadir más elementos especiales. Haceros un masaje, leeros relatos eróticos, jugar con las miradas… Si es en la ducha, podemos hacer lo mismo por lo que a acondicionar el cuarto de baño con velas, música, y, aunque no os podáis sumergir, os podéis dar un masaje igual, usando aceites, vendando los ojos al otro, enjabonándoos mutuamente…
  • Al momento peli y series, añadir también monólogos. Preparar el salón o habitación, como si fuese un cine o teatro. Si tenéis home cinema, usarlo. Luz ambiental también, haced palomitas, podéis arreglaros también para la ocasión si os animáis.
  • Bailar con la pareja, ya sea como actividad aislada, o como broche después de la cena, también acondicionando el ambiente, puede ser una buena idea. Crear entre los dos una lista de reproducción con canciones especiales para ambos y, dejaros llevar. No importa hacerlo mejor o peor, simplemente, divertirse y crear un momento de conexión e intimidad. 
  • A nivel de sexualidad, existen tanto aplicaciones como juegos tipo de mesa de sexualidad: un verdad o acción, o proponeros retos, entre otros, también puede ser una actividad que rompa con la monotonía y que aporte dos elementos que combinan muy bien: sexualidad y sentido del humor. 

Para que todos estos momentos, adquieran más valor de cita, puede ser buena idea fijar un día y hora cada semana para llevarlos a cabo, y así, “quedar” el uno con el otro para disfrutar de esa velada.

¡¡Espero que os hayan inspirado y, ya sea literal o para coger ideas, os animéis a darle un toque de “noviazgo” a esta cuarentena!!

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

María Villalba. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.