En mi caso la experiencia ha sido agradable, el trato ha sido muy cercano y cálido desde la distancia de la profesionalidad, en un ambiente acogedor y distendido que ha permitido ir avanzando a lo largo de las sesiones e ir profundizando poco a poco y de forma natural en los problemas. Los ejercicios y actividades propuestas también me han parecido acertadas, pues requerían de un “sacrificio” mínimo para conseguir una buena gratificación.