En pocos meses pasé de estar desesperada y sin saber qué hacer a tener las herramientas para solucionar mis problemas de pareja. No sólo es una excelente profesional que siempre tiene una sonrisa y la capacidad de empatía, sino que es generosa en todos los aspectos. En nuestro caso, si la sesión se extendía daba igual, era muy claro que su objetivo era vernos salir tranquilos y en mejor situación que al principio. Me ha ayudado a entender y manejar tantas cosas. Fue una experiencia maravillosa, no tengo cómo agradecerle el trabajo, el entusiasmo, las horas, la ayuda a final de cuentas. Lo mejor es que te da pautas concretas que si uno aprende a seguir y aplicar… todo problema parece disolverse como por arte de magia. MUCHAS GRACIAS DE TODO CORAZÓN.