Buenos días. Me he estado visitando, durante dos años, en el Centro Núria Jorba para tratar un problema muy poco común. La experiencia ha sido inmejorable. La terapeuta es la mejor psicóloga que he tenido nunca: atenta, amable, muy cálida, divertida, se preocupaba por mi y se estableció una sensación de confianza que no he tenido con casi nadie. Hice muchos progresos, sobretodo en el área de la autoestima y de la preocupación del juicio de los demás. Desgraciadamente, hace nueve meses sufrí una lesión en el brazo y esto ha hecho que muchas cosas que mejoré hayan vuelto a empeorar. Es una lástima que se haya acabado la terapia porque pese a mis esfuerzos, noto que vuelvo a recaer. El problema que me llevó al centro no solo persiste sino que empeora, pese a mis esfuerzos titánicos en superarlos. Actualmente estoy visitando otra psicóloga privada pero la terapia no funciona, es más bien desastrosa. En cualquier caso, no hay otro centro ni psicóloga que pueda recomendar mejor que ella. Le estaré agradecido toda la vida por su amabilidad y calidez humana