Buenos días! Estoy muy bien, y en parte gracias a ti. Por tu capacidad de prestar atención a todas mis locuras y cambios de humor y por el buen rollo que desprendes. Tus consejos han sido más que practicados. No pienso que esté todo resuelto en mi vida ni mucho menos, pero está claro que vine a visitarme contigo por este motivo que me limitaba mucho a nivel sexual y de este problema no se ha sabido nada. Estoy súper contenta con mi vida sexual ahora mismo. Incluso con mi autoestima (todo y sufrir altos y bajos debido, mayoritariamente, al cambio de hormonas), pero puedo decir que estoy mucho más sana mentalmente de lo que lo estaba antes de pasar por el centro. Supongo que lo que más agradezco es el hecho de que nunca me he sentido juzgada, has estado muy acertada con el trato hacia mí. Has conseguido lo que muchos se proponían, y es crear una solución, mostrarla y hacer creer a la otra persona que la idea ha sido suya para que la enmiende con más decisión. Espero que todo os vaya bien en el nuevo centro y espero veros pronto! Gracias por todo!