Lo más alucinante de todo es que jamás tuve la sensación de ir al psicólogo. La especialista que me atendió consiguió hacer que me sintiera absolutamente cómodo para poder hablar con ella y explicarle como me sentía en cada momento con absoluta confianza. No he tenido que cambiar nada…tan solo aceptarme…valorarme…quererme y recuperar la consciencia que soy una persona excepcional. Dedicarme tiempo a mi…vivir pensando que la vida es alucinante y sobretodo aprender a caminar sin correr. La terapeuta me ha acompañado…sobretodo me ha hecho reflexionar mucho…jamás me dio soluciones…solo reflexiones…apoyo…y sacar de mi la capacidad de ver en mi mismo todo aquello que antes no veía. Recomendaría sin duda, y así he hecho en varias ocasiones, a esta excelente profesional…por su implicación…su vocación a su trabajo y por ayudar a las personas a que por si solas puedan ser la mejor versión de uno mismo. Gracias por darme la oportunidad de compartir mi experiencia y gracias a ti…por estos 4 meses que me han cambiado la vida.