La terapia ha sido súper positiva, me ha hecho ver las cosas muy diferentes, he aprendido mucho, enseña valores como persona que mi madre por desgracia nunca me enseñó y eso me ha traído problemas con las relaciones sociales y mucho peor a nivel de pareja. Ahora soy una persona nueva. Ella te enseña el camino y tú pones la voluntad en cambiar. Y vaya si funciona!