Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

Autoconcepto y sexualidad

 

Cuando hablamos de autoconcepto, ¿a qué nos referimos exactamente?

El autoconcepto se refiere a cómo una persona se valora a sí misma, no hay que confundirlo con la autoestima, definida por componentes más emocionales. Así pues, el autoconcepto sería la imagen que hemos creado sobre nosotros/as mismos/as. Esta imagen se compone de un conjunto de ideas y características, conscientes e inconscientes que creemos que nos definen.

Aunque el autoconcepto de cada persona está en constante construcción, se mantiene relativamente estable, se modifica con los aprendizajes, con la experiencia y las vivencias por las que pasamos a lo largo de la vida así como con los juicios y valoraciones que recibimos del mundo externo.

El autoconcepto y la sexualidad están relacionados directamente, la idea que tengamos sobre nosotros/as mismos/as en referencia a la sexualidad forma parte de cómo nos definimos, ¿te gusta el sexo?, ¿disfrutas de tus relaciones sexuales?, ¿te consideras atractivo/a?, estas y muchas otras preguntas acerca de cómo vivimos nuestra sexualidad pueden ayudar a darnos cuenta de si tenemos un mejor o peor autoconcepto sexual.

 

¿Puede un bajo autoconcepto afectar nuestras relaciones sexuales?

En las personas que tienen un autoconcepto negativo, es decir se valoran poco a sí mismas tanto física como psicológicamente, suele ocurrir que sus inseguridades hacen que eviten la intimidad y se muestren poco naturales ante los demás por el miedo a que se descubra su verdadera esencia y eso provoque rechazo.

La sexualidad compartida es ya de por si algo íntimo, por lo que si alguien cree por ejemplo que no es lo suficientemente “bueno/a” en la cama a la hora de establecer una relación sexual, se sentirá evaluado/a por su compañero/a al tener la percepción que la persona con la que está compartiendo el momento también lo cree. Esta presión autoimpuesta genera mucha ansiedad y malestar para el/la que lo sufre, además de acarrear problemas en las relaciones sexuales y de pareja.

 

Mejorar el autoconcepto

La clave para tener un autoconcepto positivo sigue el camino de la aceptación.

Muchas veces las percepciones que tenemos sobre nosotros mismos/as son erróneas, pensamos que los demás nos juzgan de cierta manera y no es así, en realidad es la propia persona quien se juzga a ella misma. Por lo tanto, contrastar estas percepciones con la gente que tenemos alrededor puede ayudarnos a darnos cuenta de cuál es la realidad y a salir de bucles de pensamientos autodestructivos.

Hay que ser conscientes también que no podemos convertirnos en otra persona, es decir, hay cosas de nosotros/as mismos/as que no podemos cambiar, por lo que la clave está en aceptarnos con nuestras virtudes y vivir de una manera positiva con nuestros defectos, centrándonos en aquellas características en las que podemos generar un cambio que dependa de uno/a mismo/a. De esta manera ganaremos en seguridad personal que se traducirá inevitablemente en una mejora de nuestra vida sexual.

 

Naia Canler. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.