Seleccionar página

Existen muchas diferencias de género en cuanto a la manera de afrontar problemas, comunicarnos y relacionarnos. Estas diferencias también se pueden evidenciar en como se gestiona una pérdida.

El duelo puede ser por la muerte de un amigo en común, por la muerte de una mascota, por la muerte de un bebé que estaba en camino o por la muerte de un familiar.

Los sentimientos que se experimentan pueden ser similares pero la manera en que se procesan y se expresan pueden ser muy diferentes entre una persona y otra.

Las diferencias en como se experimenta y se expresa un duelo puede depender de las vivencias de cada uno, de los estilos de comunicación, de la personalidad y del sistema de apoyo.

La cultura y el género también puede influir en cómo viven el duelo las personas. Aunque las generalizaciones nunca son buenas, si que existe una línea en como hombres y mujeres expresan un duelo.

El duelo del hombre:

  • No exteriorizar lo que siente, no llorar o no hablar del duelo con otras personas
  • Querer distraerse para evitar pensar en el dolor y la pérdida, y querer pasar a otra etapa
  • Intentar lidiar con el duelo solos y no buscar ayuda o recursos
  • Querer encargarse de sostener a la pareja

El duelo de la mujer:

  • Sentirse sola o aislada
  • Querer expresar sus sentimientos para poder conectar con los demás
  • Sentir frustración con la incapacidad del otro de compartir el duelo
  • Querer buscar ayuda

Aunque a veces un duelo puede crear mayor complicidad entre parejas, también es frecuente que se produzcan tensiones y conflictos. Para intentar evitar esas tensiones pueden ser útiles estas dos claves:

  • Aceptar y respetar el proceso de duelo de nuestra pareja

Es imprescindible que aceptemos el proceso que está llevando la otra persona, por muy distinto que sea a nuestro proceso. Debemos entender que cada persona es única, tiene sus recursos personales y es la única responsable de pasar ese duelo, de la mejor manera que considere.

Que una persona no llore o no hable del tema, no significa que no le importe o que ya haya pasado página, sino que es su forma de procesar todo lo que está pasando.

Puede ser bueno tener un espacio donde poder hablar de cómo se siente cada uno, así como compartir dudas y miedos.

Respetar el ritmo y la manera en que cada uno lleva el duelo es clave para mantener el apoyo de uno en el otro.

  • Comprender las necesidades del otro y empatizar

También es vital, dentro de nuestro proceso de duelo, poder para a escuchar al otro y empatizar con sus emociones, aunque no sean las mismas que las nuestras.

Así como entender las necesidades de nuestra pareja en estos momentos. Por ejemplo, quizás una persona cuando ve llorar a su pareja, tiende a querer hacerla reír y distraerla. Pero si nos detenemos  a preguntarle a esa persona, quizás lo que necesita es ser escuchada y simplemente recibir una muestra de afecto.

En conclusión, no hay una respuesta “normal” ante el duelo, no hay reglas ni referencias, es algo completamente personal. Respeta el duelo de tu pareja y respeta tu propio proceso de duelo.

 

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Ariadna Bonals. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.