Seleccionar página

 

¿Qué diferencias hay entre la terapia online y la terapia presencial? ¿Tienen la misma efectividad? ¿En qué casos puede resultar útil la terapia online?

Estas son algunas de las preguntas más comunes que surgen en el momento en que nos planteamos iniciar un tipo de terapia a distancia, esta modalidad es relativamente reciente y cada vez está más presente en el mundo de la psicología, entre otros.

¿En qué consiste la terapia online?

Básicamente es la versión a distancia de la terapia convencional. Normalmente se suele realizar a través de alguna aplicación de videollamada fácil de usar que no requiere grandes conocimientos en informática. Así pues, el contacto visual con la terapeuta se mantiene y las sesiones son en tiempo real, por lo que la información no se pierde por el camino, aunque paciente y psicoterapeuta no estén en la misma habitación.

La eficacia respecto a la terapia presencial es la misma, siempre y cuando la profesional tenga los conocimientos, experiencia y titulaciones necesarias para llevarla a cabo, y la experiencia terapéutica es muy similar en los dos casos.

Ventajas de la terapia online.

  • Permite ahorra tiempo en desplazamientos. Este es un aspecto que los que viven con un horario muy ajustado o lejos de la consulta física de la terapeuta valoran muy positivamente. La terapia online permite optimizar mejor el tiempo y facilita el reservar un espacio para las sesiones concreto.
  • Menor exposición. Aunque ir al psicólogo se va normalizando a nivel social cada vez más, hay personas a las que les da reparo ir a una consulta física, aunque realmente necesiten ayuda psicológica, con la opción de la terapia online este problema queda resuelto.
  • Se mantiene el espacio que al paciente le es familiar. Aunque las consultas físicas donde se realizan tratamientos psicológicos suelen ser espacios seguros, a veces abrirse emocionalmente a otra persona no cuesta tanto cuándo se hace dentro del espacio seguro y conocido para el/la paciente.
  • La distancia no es un problema. En esta modalidad terapéutica no hay limitaciones geográficas, se puede realizar desde cualquier parte del mundo, estés dónde estés (siempre que tengas acceso a internet).
  • Permite una mayor continuidad del tratamiento terapéutico. Se puede combinar con las sesiones presenciales y no hace falta interrumpir el tratamiento por motivos de viajes de trabajo etc.

Aspectos importantes a tener en cuenta antes de realizar una sesión online.

  • Disponer de un espacio tranquilo e íntimo dónde poder realizar las sesiones. El sentirte segurx, estar solx en el momento de la sesión y tener la certeza de que nadie te va a interrumpir es fundamental para que la sesión y la terapia resulten efectivas.
  • Disponer de buena conexión a internet. Asegúrate de esto para evitar problemas de sonido o cortes durante la sesión.
  • Tener un dispositivo (PC, Tablet, móvil) con la batería cargada.

Las nuevas tecnologías han venido para quedarse y cada día están más presentes en nuestra vida, ¿qué mejor que sacarles provecho?

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Naia Canler. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas