Contacto y blog
Especialidades y el centro

Psicología emocional

El satisfyer masculino existe y es así como funciona

 

Ha llegado el juguete esperado y pedido para muchos hombres, ellos ya tienen también su satisfyer.

La masturbación masculina se adentra en un nuevo universo de placer y sensaciones, ellas ya no son las únicas que van a poder disfrutar del valorado juguete erótico. Este masturbador masculino promete revolucionar la vida sexual de muchos hombres.

No podemos olvidar el boom que ha provocado estas navidades pasadas el succionador de clítoris. Ha generado un antes y un después en la sexualidad femenina, llegando a disparar las ventas de juguetes eróticos este año 2019. Las mujeres, gracias a este aparato, han abierto la mente respecto al uso de juguetería erótica en su sexualidad y muchos hombres ansiaban poder vivir nuevos estímulos y sensaciones.

Al tener tal éxito, los fabricantes se han puesto manos a la obra con la versión masculina, su objetivo ha sido conseguir una simulación de la práctica sexual del sexo oral que individualmente no puede conseguirse.

Este satisfyer promete provocar sensaciones totalmente nuevas gracias al tipo de estimulación que ofrece. Trabaja con la vibración, la textura, la presión y el calor y, por supuesto, se focaliza en la zona más sensible, el glande.

Hay tres tipos de satisfyer masculinos, de más básico a más sofisticado: el satisfyer men, el satisfyer men vibration y el satisfyer men heat vibration. La última versión es la más completa y por la que apuesta la marca, siendo la más vendida, la novedad es el efecto calor.

Si nos centramos en el satisfyer men vibration, el juguete ronda unos 40 euros, cuenta con dos potentes motores y 14 programas distintos para regular la vibración. Además, es impermeable, lo que facilita la limpieza y puede usarse bajo la ducha y con lubricantes de base acuosa. La temperatura máxima que puede alcanzar es de unos 40 grados teniendo 3 niveles de calor. La cavidad de penetración es de siete centímetros y ofrece un diseño ergonómico. No necesita pilas, funciona con una batería recargable por USB.

Aún no tiene la misma repercusión que su hermano succionador de clítoris, pero las opiniones positivas empiezan a florecer, parece que los hombres están satisfechos y sorprendentemente algunas mujeres también, admiten que es muy divertido de usar en pareja.

Si queréis más información podéis ver el spot publicitario con el que salió al mercado bajo el eslogan “¡Como la estimulación oral, pero mejor!”.

https://www.youtube.com/watch?v=ToyRgvOL2KE&feature=emb_title

 

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Núria Jorba. Directora del centro, sexóloga clínica y terapeuta de parejas.