Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

Hablar de sexo con nuestros hijos

 

Parece un tema sencillo y fácil de llevar, pero hay más complicaciones que pueden aparecer a primera instancia. Os ofrecemos unos pequeños consejos que nos ayudan a tener una guía y más orientación en el momento de ponerlo en práctica.

¿Cuándo comenzamos a hablar de sexo con nuestro hijo? Es conveniente hablar de sexo con nuestro hijo desde el momento que empiece a conocer su cuerpo y a nombrarlo. Para los niños es muy importante que cada parte de su cuerpo tenga un nombre y no un “mote”. Tenemos que evitar darle otros nombres a los órganos genitales porque el niño se puede sentir confuso. Por otro lado no solo tenemos que hablar de los aspectos preventivos como ETS o aspectos a prohibir sino también de todos los aspectos positivos que la sexualidad nos puede aportar como la intimidad, el respeto mutuo, el placer sexual, etc. !Y recordad que nunca es demasiado tarde para empezar!

¿Hay algún truco para hablar de sexo con nuestro hijo? La única estrategia viable es mantenerse firme, nunca inventarse cosas o mentir, ni tampoco intentar evadir la respuesta o no contestar. Tampoco es bueno darle más información de la que pida. Lo ideal es adaptarse a su curiosidad y conocimientos previos sobre el tema y según la edad que tenga. Para adivinar el grado de información que tiene y que es lo que necesita, lo mejor es empezar a hacerle preguntas. En función de sus respuestas nos daremos cuenta de lo que sabe y de lo que tenemos que explicarle para satisfacer su curiosidad.

¿Qué hacemos si sentimos vergüenza o incomodidad al hablar de sexo con nuestros hijos? Tenemos que recordar que el sexo es lo  más natural del ser humano. No hay motivos para sentirnos cohibidos al hablar del tema. Lo peor es que nuestro hijo considere la sexualidad como un tabú familiar, esto sí que no nos ayudara. Si nos sentimos que no sabemos responder, no pasa nada, no tenemos que ser una enciclopedia, podemos responder: pues no lo sé, lo investigaremos juntos.

¿Qué ventajas tiene hablar de sexo con nuestros hijos? A parte de todo lo comentado, a través de estas conversaciones fomentaremos la intimidad y la afectividad entre los dos: poder transmitir a nuestro hijo que en casa se puede hablar de todos los temas le dará seguridad para que pueda llegar a confiar en nosotros en los momentos que lo necesite.

¿Cuáles son los aspectos claves generales para tener presentes? Tenemos que actuar con tranquilidad (sé que es muy fácil decirlo y no hacerlo). Tenemos que dar explicaciones sencillas, por ejemplo, si un niño quiere saber de dónde vino, podemos decir  “Te formaste en la barriga de mama y allí creciste hasta que estabas listo para nacer”. Tenemos que fomentar su confianza en nosotros, para conseguirlo no nos tenemos que asustar por lo que nos digan o nos pregunten, ni tenemos que decir “¿de dónde has sacado esto?” menospreciado, ni tampoco tenemos que quitarle importancia posponiendo la conversación. También tenemos que enseñarle el significado de privacidad, como por ejemplo que se tiene que picar a la puerta antes de entrar y que dentro de un mismo techo cada persona tiene su espacio.

Os recomiendo el libro de Montse DoménechLos niños no vienen de Paris de Editorial Planeta.

 

Núria Jorba. Directora del centro, sex coach, sexóloga clínica, terapeuta de parejas.