Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

Los errores sexuales de las mujeres

 

Primero de todo quiero evitar cualquier tipo de malentendido: No pretendo que este artículo os parezca machista, ya que hablaremos de los errores sexuales en el caso de las mujeres, así como quiero aclarar que aparte de lo que comentaremos hay muchos otros o quizás parecen demasiado estereotipados. Por lo tanto, comenzaremos hablando de las mujeres y como perjudican nuestros errores en la química del sexo y qué podríamos mejorar.

No nos tenemos que tapar. Los hombres son muy visuales y las mujeres por vergüenza muchas veces evitamos mostrar algunas partes de nuestro cuerpo o vamos al extremo y apagamos la luz. Tenemos que recordar que nuestro ojo crítico no es el mismo que el de nuestra pareja.

No tenemos que ser suaves todo el tiempo. Ser tierno es bonito, incluso estimulante, pero todo tiene su momento. En algunas ocasiones hace falta un poco más de agresividad, así como dejarnos llevar por nuestros impulsos.

No debemos ser patosas con la parte genital de los hombres. Tenemos que ser cuidadosas con la estimulación. Es verdad que a los hombres les gusta una estimulación un poco más vigorosa en comparación con lo que nos gusta a nosotras, pero un exceso de presión, de rozamiento con los dientes o movimientos bruscos podrían acabar con la inspiración.

No tenemos que ser pasivas. Es verdad que algunos hombres prefieren las mujeres pasivas, por su machismo e inseguridad. Pero la mayoría de los hombres lo que les gusta es que ellas tomen la iniciativa, por lo tanto debemos proponer más a menudo fantasías, sorpresas, novedades, etc.

No debemos contaminar. Llevar a la escena sexual situaciones que no tienen nada que ver con la misma, como comentarios, reproches o preguntas, es un asesinato de primer grado del placer y la excitación sexual. Si nuestra pareja ha actuado mal o nos molesta algo no es un tema que se tenga que tratar durante los momentos íntimos.

No debemos comparar. Quizás nos pueda molestar que nuestra pareja dure poco o que tenga una frecuencia sexual menos en relación con otras experiencias previas. Pero no todos somos iguales y la mejor forma de entender la postura de un hombre o promover un cambio no es comparando con otros que funcionen diferente.

No tenemos que esperar que él lo sepa todo. El concepto de que los hombres lo saben todo sobre el sexo es falso y altamente tóxico. Por lo tanto, si vemos que nuestra pareja no encuentra el camino, tenemos que comenzar a indicárselo con “señales”, y si esto no es suficiente entonces tenemos que ser directos.


Por lo tanto, tenemos que identificar nuestros errores, corregirlos y desenvolver nuestras principales virtudes eróticas.

 

Núria Jorba. Directora del centro, sex coach, sexóloga clínica, terapeuta de parejas.