Seleccionar página

Parece que Netflix es un gran descubrimiento para poder tener todas aquellas series y películas que nos gustan a nuestro alcance.

¿Pero nos hemos parado a pensar cómo puede estar influyendo en nuestra relación de pareja?

Se han hecho distintos estudios relacionados con el consumo de series y películas en plataformas como Netflix o HBO, dónde todos han llegado a conclusiones parecidas.

Una de las conclusiones más relevantes es que las relaciones íntimas están disminuyendo a partir de la introducción de estas plataformas en nuestras vidas.

Según David Spiegehalter, experto de la Universidad de Cambridge, el problema reside en la nueva tecnología, “El punto es la conectividad masiva, el constante chequeo de los teléfonos y la facilidad para ver películas desde un iPad, comparado con la televisión tradicional”.

En un estudio realizado en 2015, encontraron que el 40 por ciento de los sujetos posponían el sexo por contestar una llamada, mandar un texto o navegar por internet. Incluso un tercio admitió responder al móvil en mitad de una relación sexual.

En otro estudio con 523 parejas italianas, se llegó a la conclusión que aquellas que tenían televisión en la habitación tenían menos actividad sexual.

Es muy interesante reflexionar también sobre los datos que salieron del estudio que Netflix realizó sobre los hábitos de consumo de sus series, así como el estudio “The Netflix’s Way of Life”.

  • La compañía encontró que el promedio diario de visualización de series es de dos horas
  • El 77% de las parejas termina viendo series cuando no tiene nada más que hacer
  • El 31% señala que, incluso estando en el mismo espacio físico, cada uno mira una serie distinta
  • El 21’6 % refiere haber preferido quedarse mirando una serie antes que estar con su pareja
  • El 16’6 % expresa sentirse solo/a cuando miran series juntos

Además, un dato importante es que, tendemos a mirar las series por la noche, reduciendo así las horas de sueño. Y hay evidencias de que la falta de sueño tiene consecuencias en la libido. En un estudio del 2015, publicado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, se mostró una gran correlación entre la falta de sueño y el bajo deseo sexual. Parece ser, que el sueño reparador es el responsable de mantener la testosterona en un nivel adecuado.

Otro gran debate en torno a Netflix, que está generando tensiones en algunas parejas, es el término de “serie infiel”. Este término hace referencia a cuando uno de la pareja, después de haber establecido el hábito de ver una serie juntos, empieza a hacerlo solo sin consultarlo con la otra persona.

La persona que no ha sido informada, puede sentirse menospreciada o incluso dudar de la confianza, puesto que si esta persona ha sido capaz de mentir en algo tan mínimo también puede hacerlo con cosas más importantes. Es importante no sacar las cosas de contexto. En este caso podemos explicarle a nuestra pareja como nos hemos sentido para que no vuelva a suceder, e incluso establecer acuerdos. A veces, también es importante tener en cuenta el tiempo disponible, y ceder a que nuestra pareja pueda ver series sin nosotros. Ya buscaremos más aficiones en común !

Por último, comentar que es muy positivo compartir aficiones con nuestra pareja, ya que fortalece el vínculo y mejora la comunicación. El caso de las series, puede ser una herramienta potente para generar debates. Aun así, el consumo en exceso puede llevarnos a la monotonía, a eliminar los debates, y como hemos comentado al principio, a reducir la oportunidad de encuentros sexuales.

¿Por qué no racionar un poco las series y crear un espacio para querernos? ¡Hay tiempo para todo!

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Ariadna Bonals. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.