Contacto y blog
Especialidades y el centro

Fisiosexología

Postparto ¿y ahora qué?

 

Nadie te avisa. Simplemente ocurre. Llega de golpe.

Nos preparan para dar a luz, nos explican los cambios que vamos a experimentar durante el embarazo, asistimos a todas las clases de preparto donde nos hablan de la dilatación, los pujos, el masaje perineal… pero nadie nos explica lo difícil que es el postparto ni cómo lidiar con esa nueva personita que ha aparecido de golpe en nuestras vidas. Nadie nos explica que no vamos a dormir 8 horas seguidas durante los próximos 2 años. Nadie nos explica que después de haber dado a luz no vamos a reconocer nuestro cuerpo. Nadie nos explica que dejamos de ser una pareja para ser una familia.

Nosotras, en cuestión de minutos, pasamos de ser esa amante para convertirnos en esa mamífera que su única misión será amamantar y proteger a su cría.

Son muchos los cambios en un espacio de tiempo muy corto, y a veces, en algunas parejas, la llegada de un bebé supone un camino difícil. Es normal y muy habitual; pero nadie nos explica esta parte.

La sexualidad en el postparto es una de las cosas que suelen verse afectadas; Muchas veces no encontramos el momento con la llegada de nuestro bebé, además puede haber molestias derivadas del parto en toda la zona perineal.

Nuestra figura y nuestro cuerpo cambian y por tanto, nuestra vulva, también. Puede que durante los tres primeros meses nos cueste notar la contracción de nuestro periné. Incluso, muchas mujeres, explican notar la vulva abierta. Si pasado este tiempo, sigue la sensación de vagina abierta y poca fuerza en el suelo pélvico, sería conveniente visitar al fisioterapeuta, donde valoramos la contracción y la funcionalidad del suelo pélvico y de la faja abdominal. El fisioterapeuta especialista en suelo pélvico ayuda y acompaña a la recuperación postparto. Si no trabajas tu cuerpo, tu periné, tu abdomen… por si solos no se pondrán en “su sitio”.  

Durante el parto, en el momento del expulsivo, hay un gran estiramiento de los tejidos de la vagina. Estos, posteriormente, tendrán que recuperarse, reconectarse de nuevo. A veces, no es tan fácil. Podemos encontrarnos con cicatrices como puede ser la episiotomía o bien la cesárea que deberán tratarse en manos de un fisioterapeuta especializado, ya que pueden dar adherencias y por tanto molestias en toda la zona del periné y abdominal. Debido a esta cicatriz, pueden aparecer molestias en la penetración (dispareunia superficial), justo en la entrada, como también dispareunia profunda, debido a la cicatriz de la cesárea, a una congestión de los fondos de saco o debido a una hipomobilidad del útero.

 

Cada mujer es única. Cada parto es diferente. Por este motivo, cada tratamiento será exclusivo.

 

Si estás embarazada;

Disfruta del proceso, infórmate y asesórate de buenos profesionales para trabajar tu cuerpo; así el postparto será más fácil.

 

Si acabas de ser mama;

Ama tu cuerpo porque aunque aún no lo reconozcas, es tuyo.

Comunícate con tu pareja. La comunicación en este momento, será el mejor aliado.

Date tiempo. No tengas prisa. Deja que te ayuden. Conecta contigo misma.

Busca un profesional para acompañarte en la recuperación postparto y a cuidar de tu salud perineal.

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

 

Caterina Gornés. Fisioterapeuta especializada en terapia uroginecológica y crecimiento sexual.