Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

Responsabílizate de tu deseo sexual

Uno de los motivos de consulta más frecuentes es la falta o la disminución del deseo sexual.

Contrariamente a lo que se podría suponer, esta falta de libido no se da solamente dentro de parejas de larga duración, puede aparecer en cualquier persona, independientemente de su género, edad y de si se encuentra dentro de una relación o no.
Cuando esto sucede, analizar el proceso de declive, desde cuándo, las causas y cómo el problema ha ido aumentando es importante para entender la situación actual. Evidentemente cada caso es único y no existen unas causas universales que provoquen la disminución progresiva de la libido, pero hay elementos en común a tener en cuenta.

La sexualidad no puede entenderse como algo independiente dentro de la vida de una persona, va ligada a la historia personal y el momento particular por el cual se esté pasando y normalmente si la vivimos bien o no, es consecuencia de cómo nos encontramos emocionalmente. Si estamos pasando por un mal momento a nivel personal la sexualidad se verá afectada, si estamos ansiosxs, tristes, deprimidxs, nos encontramos en una relación de pareja en la que no nos sentimos bien… inevitablemente todo esto se verá reflejado en nuestra sexualidad.

También puede ocurrir que nos sintamos estables emocionalmente y el deseo sexual no aparezca. Esto normalmente se debe a que nos hemos desconectado de nuestro yo sexual y erótico, que lo estemas tratando como una esfera aparte e independiente de nuestra vida. En estos casos debemos hacer un ejercicio de reflexión y conciencia para responsabilizarnos de nuestro deseo sexual puesto que, si nosotrxs no lo trabajamos a conciencia, es probable que no vuelva solo. Para ello puede resultar de utilidad hacernos las siguientes preguntas:

¿Con qué frecuencia pienso en el sexo de una manera positiva o neutra? ¿Cuánto tiempo dedico a cuidar de mi mismx? ¿Dedico tiempo a elaborar y disfrutar de mis fantasías sexuales? ¿Investigo y exploro sobre temas relacionados con la sexualidad?

Si la respuesta a la mayoría de las preguntas es que no inviertes tiempo ni dedicación a estos temas, probablemente sea uno de los motivos por los cuáles el deseo sexual en tu vida haya disminuido o sea casi inexistente.

Para empezar a potenciar el deseo sexual, por lo tanto, es necesario dedicar tiempo a cultivar nuestro cerebro erótico, hacernos responsables de ir a buscar y generar nuestro deseo, potenciarlo y explotarlo.

El deseo sexual está relacionado con el deseo vital, así que podemos empezar por ahí mimándonos, realizando actividades que nos hagan sentir bien, cuidando de nuestra imagen, rodeándonos de personas con las que disfrutemos, aprendiendo cosas nuevas…. Si esto lo combinamos con algún ejercicio de autoexploración de gustos sexuales e investigar sobre lo que nos despierta deseo empiezan a iniciarse cambios en la libido y en la manera de vivir la sexualidad.

Así que, ¿a qué esperas?

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Naia Canler. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.