Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

Si las mujeres tienen punto G, ¿qué punto tienen los hombres?

 

El punto G de los hombres se denomina punto P, debido a que este punto se encuentra ubicado en la próstata. Se habla de que es una de las zonas erógenas más potentes del organismo masculino.

Des del año 1982 que se hizo famoso el término “punto G” referido al sexo femenino, los hombres han querido descubrir y encontrar el suyo. Este punto P se ha convertido en una herramienta para el placer masculino pero, de golpe, nos encontramos con una barrera por parte de ellos, cuando hablamos de cómo conseguir estimularlo.

La manera más sencilla y directa es a través del ano, introduciendo los dedos o usando aquél complemento erótico que nos motive. De todos modos, podemos acceder también de modo más indirecto o externo, a través del perineo (la zona que se encuentra entre el ano y los testículos).

Si nos interesa conocer las sensaciones de placer que nos puede aportar este punto P lo recomendable es empezar a investigarlo a solas para descubrir nuestros límites y sentirnos realmente cómodos. Además, hay un libro destinado a la temática titulado “La guía definitiva para el placer de próstata” de Charlie Glickman y Aislinn Emirzian, el cual ofrece interesantes ideas y trucos para experimentar nuevas sensaciones.

Lo más importante es tener claro que nuestra orientación sexual no está determinada por aquello que nos guste hacer sexualmente, no debe cuestionar la heterosexualidad, la virilidad ni nada parecido. La búsqueda del placer es totalmente libre, puede estar en la próstata, en el cuello, en la espalda, etc. pero sobretodo está en nuestra mente.

 

Núria Jorba. Directora del centro, sex coach, sexóloga clínica, terapeuta de parejas.