Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

Una nueva forma de agresión sexual: el stealthing

 

Al igual que el sexo se reinventa cada día, también lo hace su parte más oscura y desagradable. Hoy vamos a hablar del stealthing, una nueva forma de agresión sexual que ha surgido entre la población hace relativamente poco y que se ha puesto de moda entre los más jóvenes.

El término stealthing proviene del inglés y quiere decir “sigilosamente”. Se produce cuando una de las personas que está participando en una relación sexual decide retirar el preservativo sin que la otra persona lo sepa, es decir, lo hace voluntariamente y en secreto continuando con la relación sexual con total normalidad. En ocasiones, el preservativo se vuelve a colocar al final del coito con la finalidad de que la otra parte implicada no lo descubra.

¿Por qué se practica?

Aunque uno de los motivos que lleva a algunos individuos a practicar el stealthing sea provocar un embarazo, no es el más común. La adrenalina de que la otra persona no descubra que se ha retirado el preservativo en un momento de descuido o de cambio de postura es lo que suele motivar a estas personas a practicarlo, como una especie de reto personal que les produce satisfacción. Otra de las causas es el querer experimentar más placer sexual y sentir el contacto íntimo y las sensaciones de la penetración sin la barrera del preservativo, ignorando completamente las preferencias de la otra persona implicada.

Riesgos del stealthing

Aparte del riesgo más obvio de embarazo existen otros muchos derivados de esta práctica. Las relaciones sexuales con penetración sin preservativo son motivo de contagio de enfermedades de transmisión sexual, algunas de ellas muy peligrosas. Ser víctima de esta práctica además puede provocar secuelas a nivel psicológico, puesto que no deja de ser una agresión sexual. Aunque el sexo sea consentido por ambas partes, lo ha sido con la condición de usar un método anticonceptivo. En el momento en que alguien decide de manera unilateral dejar de usar este método, el acuerdo se rompe y la relación deja de ser consentida.

Si has sido víctima del stealthing en alguna ocasión, no dudes en acudir al médico/a y/o a un especialista en sexualidad, tu salud física y psicológica debe ser lo más importante para ti.

 

Naia Canler. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.