Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

Cómo usar un juguete sexual

 

Gracias a las películas, a internet, a la literatura, etc. los juguetes eróticos están cada vez más a la orden del día y podríamos decir que hasta se están poniendo de moda. Los podemos encontrar fácilmente en las tiendas eróticas, desde preservativos, a dildos, esposas, lubricantes, etc. Cada uno de ellos tiene una utilidad erótica y esto puede que nos despierte la curiosidad.

Los juguetes se pueden usar a solas o en compañía y compartirlos, aportan variedad a las relaciones sexuales, así como nuevas posibilidades y nuevas sensaciones. Son un complemento opcional a añadir a la sexualidad.

En muchas ocasiones tenemos algunos pensamientos o ideas preconcebidas y limitantes que nos pueden frenar a la hora de plantearnos probar un juguete erótico como, por ejemplo:

– Tener un juguete sexual te convierte en un/a obsesivo/a del sexo

– Si necesitas un juguete con la pareja es que él/ella ya no es suficiente sexualmente para ti

– Si tienes pareja no deberías necesitarlos porque ya lo/a tienes a él/ella

– Etc.

Guía para elegir tu primer juguete erótico

Si queremos adentrarnos en el mundo de los juguetes sexuales lo más importante es empezar a solas para conocernos bien y saber cómo nos gustan para luego añadirlos a la pareja si es lo que deseamos y nos apetece. A continuación, voy a hacer una guía sencilla para elegir el primer juguete erótico.

  1. Investigar las opciones

El primer paso es investigar todas las opciones que hay y qué es lo que te llama más la atención. Lo mejor es entrar en una tienda online para ver un catálogo y conocer la variedad de productos que existen. ¡No te agobies! Al principio parece un mundo por la gran cantidad de opciones que hay.

  1. Definir qué utilidad quieres

Una vez se ha tenido un primer contacto es cuestión de definir qué finalidad y utilidad quieres del juguete, estimulación externa, sensaciones internas, etc. para así poder reducir el número de posibilidades y tener más facilidad para decidir.

  1. Pon atención a los materiales

Lo ideal antes de comprar es acercarse a una tienda erótica y preguntar para resolver las dudas y valorar el tipo de material con el que está hecho porque a día de hoy hay muchos tipos de materiales y puede producirse alguna alergia. También es importante que la persona que te atienda esté formada y tenga conocimiento en la materia y si además te deja tocar el producto muchísimo mejor.

  1. No compres el más caro

Es importante evitar comprar el mejor producto y el más caro, primero es recomendable elegir uno de gama media y valorar con la experiencia y si ese tipo de producto nos gusta entonces buscar el definitivo.

  1. Debe ser solo un complemento

Una vez se tenga el producto en casa es interesante investigar todas sus posibilidades y conocer las nuevas sensaciones que pueda proporcionar, pero nunca debemos depender de él para obtener placer ni necesitarlo en todas las situaciones sexuales, debe ser un complemento.

Por supuesto no es obligatorio usar juguetes sexuales ni es malo no usarlos. Cada persona debe escucharse y conocer aquello que quiere y desea y lo que no. Simplemente es una posibilidad más dentro del mundo de la sexualidad.

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Núria Jorba. Directora del centro, sexóloga clínica y terapeuta de parejas.