Seleccionar página

¿Qué es?:

Existe sexualidad desde la punta de tu cabeza hasta la punta de tus pies. De hecho, el órgano sexual más grande que tenemos es la piel, con lo que, tenemos centímetros y centímetros en los que dibujar nuestro mapa. Tu mapa erótico hace referencia a aquellas zonas de tu cuerpo que al ser estimuladas/acariciadas en un contexto erótico, generan en ti sensaciones sexualmente placenteras.

Importancia en tu sexualidad:

Es de suma importancia tener identificado tu mapa sexual para poder disfrutar de tu sexualidad, por un lado, a nivel individual, conocerte y descubrirte, por el otro, poder disfrutar compartiéndote con otras personas.

Si no somos conscientes de como nuestro cuerpo se estimula, de a que tipo de caricias y zonas forman parte de nuestro repertorio erógeno, muy difícilmente podremos disfrutar de los encuentros sexuales que vayamos a tener, nos va a resultar complicado trasladar a nuestra pareja sexual lo que nos gusta o bien, éstos se reducirán únicamente al A-B-C de genitales y penetración.

¿Cómo descubrirlo?:

Un ejercicio que puede ayudarte a tomar conciencia del mismo, es el poder tumbarte en tu cama, sin ropa, a gusto de temperatura, con tiempo y relajadx, y empezar a acariciarte desde la cabeza, el pelo, hasta los pies… lentamente, jugando con las presiones, con el tipo de caricias, observando sensaciones, que nos evoca cada zona, cada caricia…

Ayudarse de música sensual de fondo, durante la exploración, y de lecturas/videos de contenido erótico antes de la misma para predisponer la mente en clave erótica, puede reforzar la dinámica.

Proponte, al final del ejercicio, imaginarte un mapa simbólico en tu cuerpo e identificar cuáles serían las regiones en las que haría “más calor”.

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Maria Villalba. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.