Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

El mundo swinger

 

La palabra “Swinger” significa intercambio de parejas, son las denominadas parejas liberales. A día de hoy está muy de moda todo este mundo.

El sexo swinger es un remolino de fantasías, se mezclan muchos elementos, inicialmente hay mucha seducción y mucho juego, entrando en el espacio puramente sexual aparecen factores como el exhibicionismo, el voyeurismo, las orgías, los tríos, etc.

Así como se puede solo tener sexo o también establecer un lazo emocional mínimo con la otra pareja con la cual acabarás teniendo sexo.

 Lo más común son dos parejas que se intercambian, pero en algunos casos también es posible añadir solo a una persona creando un trío.

Sí es cierto que es muy importante que la pareja funcione bien antes de entrar en este mundo, para que después pueda ir bien la relación swinger, si no acostumbra a ser un desastre y una experiencia bastante traumática.

Las actividades de intercambio de parejas incluyen:

  1. Observar como otros se relacionan sexualmente
  2. Tener sexo con tu pareja mientras eres observado
  3. Darte besos, acariciarte o tener sexo oral con una tercera o cuarta persona (soft swap)
  4. Tener un intercambio total, con penetración con alguien que no sea tu pareja (full swap)

Hay muchas organizaciones especializadas en este mundo donde se realizan varias actividades. En EEUU existen unos 400 clubs y en Europa más de 600. Muchos de los clubs siguen un formato de bar o de club nocturno con una pista de baile donde allí se establece el primer contacto, otros tiene formato spa y algunos son clubs de campo situados fuera de las ciudades.

Los pasos básicos para iniciarse en el mundo swinger son:

  • La base es la comunicación. La pareja ha de saber cuáles son los límites, con qué se siente cómodo el uno y el otro. Así como es importante decir lo que se siente y piensa en cada momento.
  • Nunca se ha de hacer nada de lo que no se esté plenamente convencido, ya que después siempre comportará un problema en la relación de pareja y un malestar.
  • Se ha de saber el motivo por el cual se hace y se va a un club de intercambio, si es para enriquecerse sexualmente, para esconder problemas de la relación, etc. Ya que dependiendo del motivo es mejor no hacerlo.
  • Es importante buscar información antes de empezar, ver por internet los diferentes clubs que existen y buscar la línea con la cual nos sintamos más cómodos para empezar.
  • El primer contacto es bueno que tan solo sea observar, que te frenes aunque tengas muchas ganas porque así podremos saber cómo las dos partes de la pareja se han sentido y si lo han vivido igual.
  • Se ha de tener una palabra clave con la parella para poder identificar cuando aparezca la incomodidad o el malestar.
  • Se ha de utilizar siempre el preservativo y vigilar con las ETS.
  • Se ha de vigilar los celos, es normal que el primer día se sienta una sensación extraña, pero lo mejor que se puede hacer es hablarlo con la pareja y poner todos los sentimientos sobre la mesa.
  • No es no en el mundo swinger, pero se pide que se tenga una actitud amigable y cercana, ya que la mentalidad es abierta y se quiere evitar el rechazo de malas formas.
  • Se ha de mantener un bon aspecto y es básica una buena higiene personal.
  • Es básico mantener el anonimato de los diferentes miembros que componen este mundo así como el respeto. 

 

Núria Jorba. Directora del centro, sex coach, sexóloga clínica, terapeuta de parejas.