Contacto y blog
Especialidades y el centro

Terapia Sexual

Los preservativos

 

Todos conocemos los famosos profilácticos, aunque muchos no les tienen demasiado cariño por varios motivos, es el método más utilizado en España y el único que nos protege de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Pero también podemos ver más allá de su función y jugar a descubrir e innovar en el mundo de los preservativos.

¿Qué prefieren ellos y ellas?

Las fantasías y las ganas de probar la novedad de las mujeres contrastan con la preocupación de los hombres de perder la sensibilidad. Las mujeres buscan estimulación extra, un preservativo con estrías, con un gusto de chocolate, etc. Los hombres prefieren asegurar su sensibilidad, es decir, los más finos y fáciles de colocar y ergonómicos.

¿Dónde los compramos?

Hay diferencias en los tipos de preservativos que se compran en cada sitio y quién los adquiere. En las farmacias hay toda clase de preservativos, pero algunas acostumbran a comercializar los más clásicos y tradicionales, y además hay algunas que no las exponen al público haciendo que éste no pueda conocer todas las variedades. En los supermercados acostumbran a comprar más las mujeres, aprovechando cuando van a comprar otros productos. Las opciones acostumbran a ser más variadas y están al alcance de todos. Siempre podemos investigar las novedades permanentemente, mientras que en la farmacia necesitarías pedírselo al farmacéutico.

Preservativos para cada país

Portugal, nuestro país vecino es más innovador y acostumbra a probar con más facilidad los nuevos productos. En cambio Italia es más pudorosa, los italianos acostumbran a ser más clásicos y es infrecuente que la mujer sea la que se encargue de comprarlos. Además el punto de venta más utilizado son las máquinas expendedoras, y así evitar pedirlo al farmacéutico. España lo que busca es la seguridad, tendemos a comprar preservativos de las dos marcas más conocidas para asegurar la buena calidad.

¿Cómo los debemos utilizar?

Uno de los problemas más frecuentes es la mala utilización, tanto porque no acostumbramos a coger práctica como utilizarlo desde el principio, sino habiendo tenido una penetración inicial sin tenerlo puesto. Muchas mujeres no saben ni cómo ponerlo porque se acostumbra a encargar el hombre y lo que se suele hacer erróneamente es que ellas se quedan mirando creando un momento de silencio y tensión que puede acabar provocando una falta de erección. Tenemos que conseguir introducirlo como un juego dentro de la relación sexual, poniéndolo con caricias, con la boca o haciendo que se coloque en un momento diferente del instante del coito para evitar asociar preservativo y penetración, ya que esta relación puede despertar el nerviosismo.

Otro punto importante es su conservación, nunca hemos de pasar de la fecha de caducidad así como no pueden estar expuestos a cambios bruscos de temperatura, como en la guantera del coche. Es importante que siempre estén localizables y de fácil acceso, ya que si no rompemos todo el erotismo en el momento que tenemos que empezar a buscar.

Variedades

Cada día hay más variedades: tenemos los ultrafinos que aportan la mayor sensibilidad posible, los que aportan estimulación extra para las mujeres con estrías, los de gusto, los de calor o de frío, los que aportan un retardante para hombres para ayudar a aumentar la duración del coito, hay sin látex para las personas alérgicas o intolerantes, otros extra seguro con más grosor y extra de lubricación para la mujer o también tenemos medida XL.

Debemos pensar que lo más interesante de cada variedad es que podemos gozar más intensamente de la sexualidad porque cada uno de ellos aportara una nueva sensación y adaptada a nuestras necesidades. En muchas ocasiones yo los utilizo como un reforzante terapéutico, por ejemplo, en los casos de eyaculación precoz el preservativo retardante nos puede favorecer en mejorar la duración del coito. 

Novedades

Actualmente las investigaciones en este campo están centradas en su material, intentando conseguir que sean más finos aumentando la sensibilidad sin descuidar la seguridad.

En el año 2006 salió a la luz una interesante innovación, se trata del preservativo “perfecto” ya que es con aerosol y se adapta perfectamente a la forma exacta de cada miembro masculino. La aplicación seria: en el momento de plena erección introducir el miembro en un dispositivo que tiene unos agujeros donde sale un spray que le cubre con una pequeña capa de látex, pudiendo llevar a cabo la penetración a los pocos segundos. El precio rondaría los 20€ por aerosol teniendo unas 20 aplicaciones.

 

 Núria Jorba. Directora del centro, sex coach, sexóloga clínica, terapeuta de parejas.