La pandemia ha creado una nueva forma de relacionarnos, inevitablemente el covid-19 ha generado cierto respeto a esas primeras citas por el tema de la salud. Este verano se presenta con más cautela. Una aplicación para ligar, concretamente Adoptauntio, ha hecho una encuesta a 1500 personas mayores de 18 años a través de sus canales sociales. 

Parece que los “rollos de verano” pasan a la historia debido a la preocupación de tener un percance de salud durante las vacaciones, por ende, la búsqueda estará más orientada a una relación que sea más duradera pero ese amor de verano no desaparecerá, de hecho, es uno de los grandes momentos y recuerdos de juventud (y no tanta juventud en algunos casos). Esos momentos fugaces, intensos, apasionados, de vivir el momento, marcan una etapa y un momento inolvidable del verano y de la historia vital de la persona, por tanto, debe seguir existiendo, pero el formato para el 65% de los españoles se modifica, pasará de ser una relación casual a una relación de más largo plazo. 

Esto no significa que este verano se ligue menos, de hecho, el 75% de los solteros españoles considera que será fácil ligar, aunque se hará de un modo más responsable y con menos impulsividad, desaparece el rollo de una noche debido a la situación sanitaria. 

Los romances tendrán la misma intensidad, pero serán de más largo plazo, ya no habrá ese beso en la playa sin más, sino que los pasos que se den para iniciar un ligue serán más premeditados y centrados en una sola persona, por tanto, los encuentros serán más recurrentes y menos dispersos. 

Otro de los puntos que cambia es el lugar de residencia del romance, anterior a la pandemia había mucho el romance con una persona que veraneaba en el lugar y que luego, al finalizar el verano la persona volvía a su lugar de rutina y la relación se terminaba. Ahora se prevé más relaciones con personas que viven cerca y que fomentará que la relación pueda alargarse y durar más, el 60% de los españoles consideran que el verano es la mejor época del año para ligar y encontrar una pareja estable. 

También ha aumentado el grado de exigencia a la hora de escoger, los solteros ya no buscan cualquier ligoteo, quieren vivir una experiencia que les ofrezca algo importante y que no les genere decepciones, no quieren más sufrimiento después de toda la pandemia y malestar que llevamos acumulado, buscan relaciones positivas, que les aporten y les generen bienestar. 

Cualquier cambio social importante genera un cambio en nuestra forma de relacionarnos. Por ende, los amores de verano también están cambiando, no para bien o para mal, simplemente han evolucionado hacia un nuevo formato que generará cosas positivas como un mayor vínculo, más idea de pareja estable, etc. y otras quizás menos, como la espontaneidad, los diferentes ligues, etc. 

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Fuente: La Alcoba – La Vanguardia (Núria Jorba)