Las relaciones a distancia no son nada fáciles, cuesta no tener cerca a la otra persona, no poder compartir cosas con él/ella, así como no tener momentos de intimidad. Sin embargo, son posibles y a veces incluso pueden llegar a ser enriquecedoras para la pareja y para uno mism@.

La tecnología también facilita este tipo de relaciones, ayudando en la comunicación más constante, el compartir momentos e incluso poder tener momentos de sexualidad.

Hay muchos factores que influyen como el tiempo que vais a estar separados, los motivos, el tiempo que se ha estado juntos antes, si se ha convivido o no, así como la profundidad de vuestra relación.

A continuación, se exponen diferentes consejos para intentar llevar una relación a distancia de la mejor forma posible:

  • Establecer nuevas bases de relación

No se trata de seguir haciendo las cosas como antes, sino buscar una nueva forma de relacionaros des de la distancia. Hablad de forma abierta, sincera y clara sobre que necesidades tenéis en esta nueva etapa, sobre que está permitido y que no, sobre que cosas debemos darle más importancia, sobre pactos en relación a la comunicación y los momentos de pareja, etc.

  • Establecer momentos de comunicación

Aunque podéis hablar por whatsapp o por correo electrónico, a veces es imprescindible tener una conversación a tiempo real para poder sentir la otra persona más cerca, para hablar de temas más complejos o para sentiros más conectados.

Quizás por el cambio horario os lleva un tiempo determinar los mejores momentos, pero cuando los encontréis intentad potenciarlos. Sin embargo, es importante no caer en el error de pensar que para compensar la distancia es bueno hablar mucho. Con esto puede que os sintáis fatigados y desmotivados, por eso es mejor hablar, dentro de esos horarios, cuando nos apetezca y cuando haya cosas para contar o decir.

  • Aceptar los cambios que va a experimentar la otra persona

Ambos vais a vivir experiencias distintas en este tiempo que generarán cambios a nivel individual y a cómo os relacionáis entre vosotros. Es bueno aceptar esos cambios y contagiarnos del entusiasmo del otro, aprovechar su crecimiento personal y encontrar nuevas maneras de amaros.

  • Gestionar tus emociones

Es probable que durante este tiempo te notes triste, frustrad@, preocupad@, temeros@, sol@, etc. Es necesario responsabilizarnos de nuestras emociones, hacer una autogestión de ellas y si hace falta recurrir a un profesional para que nos ayude a entender y afrontar estas emociones.

  • Pactar vuestro siguiente encuentro

Cuando no sabes cuando va a ser vuestro próximo encuentro puede interferir en tus planes de vida y tus sentimientos. Por eso, es mejor fijar la fecha tan pronto sea posible. Esto genera ilusión en ambos para sobrellevar mejor los días. Las visitas sorpresas también son emocionantes, así que si puedes, hazlo!

  • Centrarte en aquello que depende de ti

En las relaciones a distancia pueden haber muchos sentimientos de preocupación, desconcierto por lo que estará pensando o haciendo el otro, por como va a terminar todo, etc. Lo mejor es centrarse en lo que depende de nosotros, en los detalles que podemos hacerle al otro, en tener una buena comunicación, en aprovechar nuestros momentos individuales para incrementar nuestra sensación de control y satisfacción en nuestra vida.

 

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web