¿Te has planteado alguna vez cómo quieres a tu pareja o cómo has querido a tus relaciones anteriores? Parece quizás una reflexión banal, pero es muy importante. Cada persona tiene un código para amar, hay distintas formas de comunicar nuestros sentimientos, de demostrarlos y compartirlo y si no conocemos nuestro código y el de nuestra pareja puede conllevar grandes conflictos y dificultades en la relación.

Se habla de 5 formas de amar, de expresar lo que sentimos. No significa que sólo podamos tener una forma, pero mayoritariamente usamos una principal y otras más secundarias. Una pregunta que escucho mucho es de dónde viene esa manera, el por qué una persona lo muestra de un modo u otro. La verdad es que no hay una respuesta científica pero sí la idea de que la suma de distintos condicionantes pueden haber generado ese estilo personal, sobretodo la infancia, los referentes amorosos, la personalidad y las experiencias.

¿Por qué puede generar un conflicto en la pareja? Porque normalmente todos tenemos una manera de demostrar el amor y la pareja una necesidad de recibir ese amor, así que si ambas cosas no coinciden puede suponer una sensación de carencia y afectar a los sentimientos emocionales de la relación. Y muchas veces conociendo tanto cómo amamos y cómo necesitamos que nos amen podemos conseguir mucho en positivo. El primer paso es conocernos, comunicarlos a la pareja y por último buscar dinámicas que ayuden a entendernos.

El primer lenguaje son las palabras de reafirmación. Son aquellas expresiones positivas hacia la pareja y hacia la relación. Puedes hablar de lo que sientes, de lo que te gusta del otro, de lo especial que hay entre los dos, etc. Algunos ejemplos serían: “Te admiro mucho en esto” o “Me encanta que me hagas sentir así” o “Siento esto por ti”, etc. No hay que olvidar que las comunicaciones amorosas refuerzan el vínculo, dan seguridad y fomentan las emociones positivas.

El segundo el tiempo de calidad. Seguro que ya estás deduciendo que es pasar tiempo juntos, pero ¿qué es realmente pasar tiempo juntos? No se trata de estar echados en el sofá viendo una serie de Netflix, se trata de prestar toda la atención a tu pareja, de tener calidad en ese tiempo y que sirva para construir sentimientos, emociones positivas, experiencias compartidas, etc. Puede ser dar un paseo juntos, estar los dos solos en la bañera, salir a comer y tener conversaciones de calidad, etc.

El tercer lenguaje los detalles. Hay personas detallistas, que expresan sus emociones y sentimientos haciendo regalos. No se trata de comprar en este caso a la pareja sino de demostrar a través de un detalle qué sientes por esa persona. Por tanto, no sirve ir a una tienda y comprar algo sin más, se trata de pensar en el qué regalarás, en el tiempo dedicado, en la personalización de ese detalle, en cómo dárselo, en lo que expresa, etc. Eso supone un esfuerzo y decir “quiero que te sientas bien, cuidarte y quiero decirte lo que siento por ti”. Se trata de los símbolos visuales de la relación.  

El cuarto los actos de servicio. Son acciones como hacer la comida, poner la mesa, pasar la aspiradora, recoger una receta médica, sacar la basura, ir a buscar al otro al trabajo, etc. Si éstos se hacen desde el amor, la actitud positiva y el cariño pueden ser grandes demostradores de todo lo que sentimos por la otra persona. No se trata de cumplir con las obligaciones sino de querer hacer la vida más fácil a la pareja y así generarle bienestar. 

El quinto lenguaje el toque físico. Todos sabemos que el contacto corporal supone una forma muy clara de demostrar el amor. Besarse, acariciarse, abrazarse, tener relaciones sexuales, puede generar un gran vínculo en la pareja y genera mucha seguridad.

Ahora se trata de una vez leídos cada tipo de lenguaje te plantees cómo amas y cómo necesitas y te gusta que te amen y si tienes pareja investiga qué códigos tiene y si eso puede generar algún conflicto, o por el contrario, os complementáis sin dificultad. 

Si quieres profundizar en el tema te recomiendo el libro Los cinco lenguajes del amor de Gary Chapman donde se explica todo detalladamente. Es un libro de cabecera para cualquier pareja.

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web