Contacto y blog
Especialidades y el centro

Psicología emocional

¿Qué son las emociones?

 

En nuestro día a día experimentamos y hablamos continuamente sobre las emociones, las nuestras, las de los demás, y muchas veces confundimos sin darnos cuenta emociones con sentimientos, ¿sabemos realmente a qué nos referimos cuándo hablamos de emociones?

Nos referimos a emociones cuando hablamos de intensos estados mentales y físicos que surgen del sistema nervioso de manera espontánea,  provocando una respuesta psicológica además de cambios orgánicos que están influidos también por las experiencias propias.
Esto se traduce a que las emociones son reacciones afectivas que suelen durar poco tiempo y que pueden desencadenarse a causa de estímulos externos como reacciones de otras personas, cambios en nuestro escenario etc.; o estímulos internos como podrían ser pensamientos o recuerdos. Cuando estos estímulos se dan, reaccionamos de la siguiente manera:

  • A nivel cognitivo el estímulo en cuestión se valora como relevante o no, y eso determinará el impacto que nos provoque, generando un tipo de emoción determinada.
  • A nivel fisiológico, dependiendo del tipo de emoción que se desencadene se producirán cambios en nuestro organismo de manera involuntaria (palpitaciones, sudoración, sensaciones de vértigo en el estómago etc.).
  • A nivel conductual, en base a todo lo anterior, reaccionaremos de una manera u otra actuando en base a las emociones que estamos experimentando (tono de voz, expresión facial y corporal etc.).

Las emociones no son positivas o negativas, estas etiquetas se las ponemos nosotros en función de nuestro criterio personal y puede variar de una persona a otra. Las emociones básicas y universales son: alegría, tristeza, ira, asco, miedo y sorpresa. Todas ellas, sean más o menos agradables cumplen una función y es la de ayudarnos a adaptarnos y a vivir de la mejor manera posible.

Las emociones son necesarias puesto que nos avisan y nos ponen alerta sobre cómo nos sentimos, cómo estamos, qué cosas son importantes, qué valoramos, qué necesitamos, nos dan información sobre quiénes somos y lo más importante, nos motivan para la acción.

Puede ocurrir que en ocasiones, ciertas emociones pierdan su función adaptativa y pasen a crearnos dificultades convirtiéndose en obstáculos; el poder y saber gestionar estos estados es fundamental para poder vivir una vida plena, tal y como se explica en el siguiente artículo https://www.nuriajorba.com/vivir-gestionar-emociones/.

Aceptar nuestras emociones, poder ponerles nombre y tener la capacidad de transformarlas forma parte del camino hacia la plenitud personal.

Si crees que tienes dificultades en estos aspectos, ¡pide ayuda!, nunca es tarde para seguir creciendo.

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Naia Canler. Psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas.