Contacto y blog
Especialidades y el centro

Fisiosexología

Se me escapa el pis al toser o al estornudar

 

No es normal que se te escapen unas gotitas de pis al estornudar, al toser o al correr cuando se te escapa el autobús. Da igual si tienes 30 o 60 años. Las compresas para las pérdidas no son la solución. Es solo un parche. Debemos tratar el problema, sino estas pérdidas que al inicio pueden ser dos gotitas terminarán siendo escapes sin control.

Algunas mujeres empiezan a tener pérdidas con la llegada de la menopausia, asociándolo como algo “normal”. Parece que lo extraordinario es esa mujer de 65 años que dice: “tengo 65 años y aún no se me escapa el pis”. Como que “¿AÚN no se me escapa el pis”? ¿Tendría que ser así? En nuestra sociedad tenemos “integrado” que a cierta edad es normal mearse encima al toser y no pasa nada.

Otras mujeres empiezan con pérdidas de orina justo después del parto. El embarazo y el postparto son momentos cruciales en la vida de una mujer.

Piensa que el cuerpo experimenta un cambio brutal durante esos 9 meses que dura el embarazo; tu postura cambia, las digestiones se vuelven más pesadas porque los intestinos tienen menos espacio, suele haber estreñimiento y por tanto, tienes que hacer más esfuerzo para ir de vientre, más peso sobre tus órganos y tu musculatura pélvica… En el momento del parto tu musculatura perineal sufre, debido al gran estiramiento y a la gran presión para la salida de tu bebé.

Si no realizamos una correcta recuperación postparto con un fisio especialista, la musculatura abdominal y perineal puede quedar débil y esto, con el paso de los años puede empeorar, ya que el tejido va perdiendo calidad.

Si te sientes identificada porque acabas de ser mamá, han pasado ya tres meses que has dado a luz y sigues sintiendo debilidad en tu zona abdominal y perineal y, además, tienes pérdidas de orina o gases, te recomiendo que realices una valoración de tu musculatura abdominal y perineal, así como de tu postura. No lo dejes para más adelante pensando que igual se va a recuperar por sí solo. Quien trabaja todo esto es el fisioterapeuta especializado en suelo pélvico.

Si te sientes identificada porque llevas años con pérdidas de orina y, con la llegada de la menopausia se han acentuado, se lo has comentado a tu doctor/a y te dice de utilizar compresas para las pérdidas o colocar una malla, te animo a que no te resignes a depender de las compresas ni a pasar por quirófano sin reeducar lo que está provocando las pérdidas.

Nos educan así pensando que a cierta edad es normal tener pérdidas, ¡pero no! Puede ser habitual pero no es normal. Seguramente tu musculatura estará débil, tendremos que ganar fuerza del musculo, despertar un poco los reflejos (anticiparnos al gesto que provoca las pérdidas), mejorar quizás un poco el trofismo, ya que con la llegada de la menopausia el tejido tiende a perder un poco de calidad por la falta de estrógenos. Hay muchas cosas por hacer antes de ponerte una compresa y que la cosa vaya a más. ¿Qué te parece?

 

Si quieres saber más y conocernos sigue navegando por nuestra web

Caterina Gornés. Fisioterapeuta especializada en terapia uroginecológica y crecimiento sexual.